Rodrigo Álvarez: “Quiero que en Hurlingham haya un nuevo intendente”

Rodrigo Alvarez candidato en Hurlingham

Rodrigo Álvarez, sueña con ser intendente. Llegar al mismo sillón que ocupó su padre Juan José desde 1995 hasta el 2001. Rodrigo viene expresando ese deseo desde hace tiempo; desde que el intendente Luis Acuña era kirchnerista. Ahora Álvarez y Acuña comparten el mismo espacio político pero están inevitablemente enfrentados ya que los dos pelean por el mismo lugar, igual que Esther Barrionuevo. Rodrigo Álvarez analiza esta interna, habla de sus proyectos y por que se frustró el intento de ser candidato en el 2011.

-¿Volvió a la pelea política en Hurlingham?

-Yo nunca deje de trabajar en el distrito. Dejé de ser concejal en diciembre último, y la verdad es que eso fue una experiencia muy buena, donde algunas de las inquietudes de los vecinos hemos podido resolver, y eso me ha dado muchas satisfacciones. Ahora, estoy trabajando en la candidatura a intendente para el 2015. Sin duda quiero participar y hacerlo desde el espacio del Frente Renovador. Quiero presentar una propuesta, ser una alternativa y que los vecinos puedan elegir. Creo que somos lo que mejor representa a Sergio Massa en el distrito. Nosotros representamos la renovación, impulsamos una política de incorporación de tecnología, estamos preparándonos para representar lo que Massa representa en Tigre.

-Debería enfrentarse con Luis Acuña, con más de 10 años como intendente, con mucho peso dentro de la primera sección electoral. ¿Cómo imagina la elección con él?

-Si, son más de diez años, creo que trece o catorce, y si llegara a renovar llegaría a dieciocho años como intendente. Justamente por eso, porque yo creo que viene una etapa de renovación, es necesario el cambio. Va a ver un nuevo presidente, un nuevo gobernador, y yo quiero que también haya un nuevo intendente. Por otro lado Sergio Massa lo ha dicho y yo coincido que es necesario que se limite las reelecciones de los intendentes porque los gobiernos que buscan perpetuarse en el poder terminan cometiendo errores o no terminan dando las soluciones que los vecinos necesitan. Así que si, obviamente uno lee el escenario y los actores, se que no es fácil, pero estoy confiado y consiente que se puede hacer una buena elección.

-También deberá tener en cuenta que otra figura muy conocida de la política local, como Esther Barrionuevo, también se sumaría a la pelea en el distrito. ¿Qué opina de esa posible candidatura?

-Mirá, yo siempre trato de mirar para adelante, y estas candidaturas son como mirar para el costado, o directamente mirar para atrás. Te repito para mi viene una etapa nueva y no solamente en Hurlingham sino en todo el país, donde los de mi generación vamos a tener la posibilidad de asumir mayores responsabilidades. Estoy convencido que la gente va a buscar nuevos dirigentes, nuevas ideas, nuevas fuerzas, nuevas formas de resolver problemas. Nosotros queremos poner a Hurlingham a la vanguardia y llevar adelante una gestión moderna del municipio.

-Por ejemplo, ¿qué ideas tiene?

-Para mi Hurlingham es un municipio joven que está creciendo y creo que tenemos que generar una identidad propia, tenemos que lograr encontrar un rumbo, un nuevo proyecto de ciudad y municipio que nos englobe y nos permita pensar en crecimiento. Definitivamente pensar cuando y en qué tiempo vamos a terminar nuestras cloacas, si vamos a tener o no la posibilidad de generar estudios universitarios, cuáles van a ser las zonas que nosotros pretendemos potenciar. Creo que tenemos mucho todavía por hacer, y después me parece que hoy en las gestiones municipales modernas, las que uno considera que son más exitosas, hay algunas cuestiones como son la descentralización, fundamentalmente en lo administrativo, pero también en la cultura, el deporte, o sea, estar más cerca de la gente. Hoy las gestiones modernas permiten hacer cosas maravillosas, pagar los impuestos desde tu casa por internet, sacar turnos para la atención en salud e infinitas cosas más. Me parece que Hurlingham tiene que estar en esa sintonía, o sea, ser ejemplo y modelo de gestión como lo es hoy Tigre.

-¿Hurlingham está lejos de eso?

-Falta renovar algunas ideas, renovar equipos, aplicar ejemplos que son exitosos. Uno siempre habla de la cuestión de la seguridad que hoy es la primera demanda y donde hace falta una gran inversión, pero también hay que hablar de la infraestructura. Por ejemplo: ¿cómo hacemos para resolver el eje de Avenida Vergara? que lo tenemos colapsado. Es necesario que vengan nuevos actores a encarar con nueva fuerza y con nuevas ideas todas estas cuestiones.

-Usted llevó adelante una campaña para ser intendente en el 2011 y después de mucho caminar el distrito no compitió en la interna con el intendente Acuña. Muchos de sus militantes quedaron por lo menos desconcertados. ¿Podría explicar qué pasó?

-Si, obvio. Primero hay que aclarar que la construcción de un camino político no es un camino donde uno hace lo que quiere. En año 2011, para la elección a la que hacés referencia, yo estaba muy entusiasmado y trabajé fuertemente para ser intendente y después la coyuntura nos marcó otro camino, y hay que tener en cuenta que yo estaba inmerso dentro de un grupo grande de gente que ya venía trabajando con Sergio Massa, y como recordarás nuestra intención era que Massa pudiera ser en aquel momento candidato a Gobernador, sin embargo en ese momento Sergio decidió no presentarse, cosa que a nosotros nos costó mucho asumirlo pero hoy vemos los resultados. El creyó que no era el momento de hacerlo y volvió a presentarse otra vez como candidato a intendente en Tigre. A nosotros nos pareció que si Sergio desensillaba hasta que aclare nosotros en Hurlingham teníamos que hacer lo mismo. Era una manera de ser solidario con el espacio político que nos albergaba. Nos planteamos no ser candidatos de cualquier candidato, buscar algo nuevo para la Provincia y para Nación y esperar hasta que nuestro espacio político pueda llevar adelante lo que queremos. Así que con mucho dolor decidimos declinar. Hoy estoy más maduro, con mucha fuerza y más ganas, esperando que este sea el momento, acompañándolo nuevamente a Sergio.