Miles de personas vibraron con el festival «Toque» en Tecnópólis

VILLA MARTELLI- Músicos locales de diversos lenguajes y artistas internacionales de la jerarquía del brasileño Hermeto Pascoal, el uruguayo Hugo Fattoruso y el peruano Alex Acuña, entre más, protagonizan las tres jornadas de «Toque», el Primer Festival Internacional de Percusión que se inauguró ayer y se extenderá hasta el lunes en el predio de Tecnópolis, en Villa Martelli.

Percusionistas formados en las formas rítmicas del folclore, bateristas cultivados en la libertad del jazz, candomberos con raíces afrouruguayas y ensambles con el gesto crudo del rock convivieron ayer en la jornada de apertura del festival, que ofreció espectáculos simultáneos y gratuitos en múltiples escenarios de Tecnópolis.

Bajo un sol pleno, que se fue apagando para dejar lugar al frío del atardecer, la programación comenzó con actividades formativas, como las que encararon El Choque Urbano -uno de los elencos que se repetirá a lo largo de las tres jornadas- o Aguanilé, la escuela integral de percusión especializada en ritmos afrouruguayos y afrocubanos.

El público que circulaba por el predio de Villa Martelli no era un testigo pasivo, sino que era invitado a sumarse a las actividades formativas o a participar, con sus propios instrumentos, en algunas de las performances que se preparaban desde el escenario.

En ese derrotero, Facundo Guevara, quien ha compartido escenarios con Mercedes Sosa y Chango Farías Gómez, ofreció una clase magistral sobre el uso de las rumbadoras y el cajón peruano, los rudimentos de la técnica de palillos y un muestrario de las especies rítmicas fundamentales de nuestra música como la vidala, la zamba, la chacarera, la cueha, la chaya, el bailecito y el huayno.

Desde otra estética, también ofreció una clase Oscar Giunta, prestigioso baterista, mientras que Siete Octavos se atrevió a un taller para niños, «Toquecito», promoviendo la participación.

Con cierta perplejidad y fascinación algunos se acercaron al Escenario Araucaria para observar las exploraciones que fueron parte de una suerte de concierto de pianos con intervención percusiva, con resultado dispar.

La temperatura musical de la jornada creció a medida que el frío invadía Tecnópolis, cerca de la noche del sábado.

Así, El Choque Urbano, Santiago Vázquez y La Grande y los representantes de la popular escuela La Chilinga marcaron el pulso del desenlace de la primera jornada con el predio de Tecnópolis ya poblado por miles de personas bailando al pie del escenario o improvisando un pic nics en los pastizales.

«El terrerno de la percusión ya está abonado y sembrado en la Argentina. Por eso era un buen momento para animarse a un festival internacional», reflexionó Santiago Vázquez al término de la primera jornada.

«Toque» continuará hoy entre las 14 y las 20 con una programación que incluirá una clínica de batería de Quintino Cinalli (13), un concierto de percusión electrónica a cargo de Santiago Vázquez (16), una clase de Alex Acuña (16), un taller de El choque Urbano (18.30) y un concierto de La Bomba de Tiempo (19).

El desenlace del Festival será el lunes con Hugo Fattoruso y Rey Tambor (14), un taller de candombe de Aguanilé (15), un clase de Robby Ameen (16), una clínica de Colo Belmonte (16.30) y un concierto de Hermeto Pascoal (18).