Fue designado Andrés Duprat como  nuevo director del  Museo de Bellas Artes

CAPITAL FEDERAL- Duprat, que fue designado como nuevo director del MNBA por concurso público, habló en exclusiva con Télam sobre los lineamientos que tendrá su gestión al frente del museo.

Andrés Duprat, designado director del Museo Nacional de Bellas Artes(MNBA) en concurso público nacional, sostuvo hoy que este museo «tiene que modernizarse, ser menos mausoleo, más abierto y no sólo para expertos»; en tanto presentó un plan que incluye medidas para ampliar el territorio de acción y mostrar el 90 por ciento del patrimonio que no está en exhibición, actividades culturales que complementen las muestras y una fuerte política editorial.

Arquitecto, curador y guionista de películas como «El hombre de al lado», «El artista» y «Querida voy a comprar cigarrillos y vuelvo», Duprat se desempeña desde 2005 como director nacional de Artes Visuales del Ministerio de Cultura, área que tramita las licencias de exportación de arte para su circulación internacional.

Desde allí, el funcionario presentó un proyecto al Congreso para ampliar los alcances de la ley de circulación de arte; promovió el programa Artes Visuales Iberoamérica para fortalecer y dinamizar el intercambio regional; lleva adelante la exposición itinerante «Interfaces» con obras de más de 50 artistas del paí­s, que dan cuenta de la heterogeneidad del arte contemporáneo argentino; y coordinó la muestra de fotografía «Paisajes humanos» en el Red Hall del Winzabod Centre for Contemporary Art de Moscú, en Rusia.

Duprat se alzó con el mayor puntaje de la convocatoria lanzada por el Ministerio de Cultura, 90,2 por ciento, en una terna integrada por la directora interina del MNBA, Marcela Laura Cardillo, quien obtuvo 85,2 por ciento; y la directora de la Casa del Bicentenerio, Lilliana Piñeiro, quien consiguió 83,6 puntos, ante un jurado compuesto por Luis Escobar Argaña, Néstor García Canclini, Diana Wechsler, Antonio Seguí­ y Araceli Bellota

Sin fecha de asunción confirmada, pero ya elevado el nombramiento por parte de la ministra de Cultura de la Nación, Teresa Parodi, a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, Duprat adelantó los puntos sobresalientes de su proyecto como futuro director de uno de los museos más importantes del país.

En diálogo con Télam, el funcionario sostuvo que «el Bellas Artes es el museo insignia de la Argentina», por lo que dirigirlo es «un desafío» que contempla «fortalecer el carácter nacional del museo ampliando el territorio de acción más allá de Buenos Aires».

A Duprat se lo escuchaba contento por haber resultado ganador, pero sobre todo porque «está bien que hayan hecho un concurso público con un jurado prestigioso que le garantice al ganador un tiempo de gestión que no es el del devenir político y las urgencias, sino cinco años en lo que se pueden articular cambios a corto plazo y acciones a mediano plazo. Eso es muy importante», dijo.

-Télam: ¿Cuáles son los puntos centrales de ese plan?

-Andrés Duprat: Los museos con el tiempo pasaron de ser instituciones que atesoran colecciones, de conservación, estudio y exhibición a tener otras aristas. Son iconos arquitectónicos de las ciudades, destinos turísticos, lugares de esparcimiento e intercambio social, constructores de ciudadanía. El plan de acción contempla eso.

En ese sentido, el museo tiene algunas falencias, no está muy modernizado en ese campo. Es un museo sin auditorio, sin lugar de encuentro, no se pueden hacer ciclos de cine ni conciertos, no tiene una infraestructura que responda a esos roles, pero sí tiene buenas salas de exhibición. Para lo específico del museo, lo primordial, está bien.

Pero el Museo hoy son otras cosas, una tienda, una cafetería, encontrarse con alguien, descansar después de ver cuarenta obras, que haya otro tipo de espectáculos complementarios. Eso apunta a la modernización en ese sentido.

-T: ¿Cómo es ese aporte?

-AD: Propuse un organigrama que respeta lo que hay, una muy buena colección y recursos humanos, pero que fortalece lo existente y aportan nuevas áreas. Como una de Extensión Cultural para que haya eventos y disciplinas que complementen las colecciones permanentes y temporarias con jornadas paralelas para redondear el concepto, como hace la Biblioteca Nacional, que con muestras, cine y presentaciones de libros, mantiene el dinamismo y la vitalidad. Eso atrae nuevos públicos y está bueno.

Otra área sería la de Ediciones MNBA a fin de tener una política editorial fuerte que, me parece, necesita. No sólo hacer los catálogos del museo, sino que aporte a la teoría y la reflexión sobre el arte y la cultura; que pueda editar una línea de investigaciones de arte contemporáneo o de cualquier; así como contenidos audiovisuales. Un área que amplía el territorio de operación del museo, porque llegás lejos con eso también.

Un museo es también otra cosa, hay público que está bueno captar porque contiene el acervo de todos nosotros, no tiene que ser un museo estrictamente para expertos.

-T: Con respecto al patrimonio que no está expuesto, ¿cuál es su idea en ese sentido?

-AD: El 90 por ciento de las obras no están a la vista del público, eso tiene que ver con fortalecer el carácter nacional. Es fundamental tener otras bocas de exhibición. Yo propongo un programa de muestras itinerantes con esa colección que pueda mostrarse a través de convenios provinciales, que se exhiba en otros museos, que haya una colección rodando de manera profesional y con los estándares necesarios.

Esto se hizo hace dos gestiones atrás y se dejó de hacer, a mí me parece algo muy importante, no que sea un museo de Buenos Aires, sino mostrar la colección en otros espacios, eso necesita ampliarse porque es un gran patrimonio.

-T: ¿Cuál considera que es la función social de un museo de la envergadura del Bellas Artes?

-AD: Hay muchos museos con muy buena gestión y muy buena visibilidad, lo que yo pretendo es que sea abierto, inclusivo y que la gente lo tome como propio. Pero una colección que no conocés nunca la vas a sentir propia, querés lo que conocés. Es fundamental abrirlo para generar esa empatía y esa relación entre el público y las obras.

Duprat nació en la ciudad de La Plata en 1964, fue además director del Museo de Bellas Artes de Bahía Blanca entre 1989 y 2002; entre 1995 y 2002 estuvo al frente del Museo de Arte Contemporáneo de esa ciudad; y de 2002 a 2004 dirigió el área de Cultura de la Fundación Telefónica