Estela de Carlotto en Paris llevaron la voz de “Abuelas” a Europa

PARÍS- (Infojus Noticias) El Jardín de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, a orillas del Sena y frente al puente Mirabeau, en plena ciudad de París, lucía alegre con la tibieza del sol. Hasta ese rincón, inaugurado en 2007 por Cristina Fernández de Kirchner y el alcalde de la capital francesa, llegaron Estela Barnes de Carlotto, la embajadora argentina en Francia María del Carmen Squeff y plantaron un árbol. La comitiva se completó con colaboradores argentinos y funcionarios franceses, la vicealcalde del distrito 15 de París a cargo de los espacios verdes, Marie Toubiana y el vicealcalde a cargo de relaciones internacionales y francofonía, Patrick Klugman.

“Esta plaza tiene un valor especial para Abuelas. Cuando en las futuras generaciones pasen los niños por acá y pregunten quiénes éramos, habría que responderles ‘mujeres’. La mujer tiene una fuerza muy fuerte, que es la fuerza del amor, de la maternidad, de la obsesión de encontrar respuestas. Estamos buscando dos generaciones: nuestros hijos y nuestros nietitos. Han pasado 38 años de nuestra lucha. Una lucha con éxitos, porque fue tenaz, desde el amor, sin odios, sin revanchas, en paz. Pero una lucha inclaudicable por la memoria, verdad y justicia. Es lo que va a fortalecer la democracia”, dijo Estela.

Fue la primera actividad oficial de la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo en la apertura la segunda etapa de la campaña francesa por el derecho a la identidad. Motorizada por la embajada argentina en París, la movida persigue una difusión que sirva para encontrar en Europa a los jóvenes que fueron robados de bebés a sus padres, secuestrados y desaparecidos por la última dictadura. Hace poco, esos esfuerzos transnacionales dieron sus frutos: la nieta de Alicia “Licha” Zubasnabar de la Cuadra, una de las abuelas fundadoras de la organización, se reencontró con su verdadera historia mientras vivía en Holanda.

Por la tarde, la titular de Abuelas estuvo en la alcaldía, donde mantuvo un encuentro con la alcaldesa de París de origen español, Ana Hidalgo. Después participó de una charla ante unas 150 personas junto a la embajadora Squeff, la embajadora por los derechos humanos de París Patrizianna Sparacino-Thiellay, y la presidenta de amnistía internacional París, Geneviève Garrigos.

Estela señaló: “Quiero demostrar mi reconocimiento a Francia. Porque nos recibió, nos escuchó, y nos protegió. Tuvimos muchos organismos no gubernamentales que nos apoyaron, que fueron los primeros en apadrinar la búsqueda de nuestros nietos, y nos recibieron año tras año fortaleciendo una amistad. La historia avanza y no debe retroceder. Cuando hay temores de que las cosas regresen, decimos con convicción: no lo vamos a permitir. Si hemos luchado contra una dictadura feroz y asesina, cuánto más en democracia, con la palabra y el entendimiento. Porque lo que pasó en nuestro país afectó a toda la Humanidad.”

Yo he tenido la dicha de abrazar a mi nieto, hace un año, después de 36 años de buscarlo. De abrazarlo. Y sentí que al recobrarlo a él, recobraba a mi hija asesinada. Y me dio más fuerza para seguir luchando. Por eso, aunque ando con bastón y voy a cumplir 85 años, porque hace mucho que tengo la cabeza con el pañuelo blanco natural, voy a seguir viniendo a verlos ustedes y a seguirles diciendo se puede y Nunca Más.

La visita de la titular de Abuelas de Plaza de Mayo estuvo precedida por otros eventos que se llevaron adelante esta semana. Victoria Grigera Dupuy, hija del militante desaparecido Gustavo Grigera, montó “Montonerísima”, un monólogo con el que tramita con humor la tragedia de su familia. También quedan actividades por delante. Organizado por HIJOS París, los jugadores de la selección argentina que juegan en el París Saint Germain, Ángel Di María, Ezequiel Lavezzi y Javier Pastore, posarán para una sesión de fotos con Carlotto, que circula por el viejo continente para captar la atención de los jóvenes que se encuentren allí y puedan tener dudas. La gira terminará en Ginebra, Suiza.