Mariotto recibió a los padres de dos de las víctimas de mala praxis en Malvinas Argentinas

    LA PLATA – El vicegobernador recibió hoy en su despacho del Senado a Claudia Ledesma y Oscar Bugliolo, padres de las dos personas fallecidas en el Hospital “Claudio Zin” por casos de mala praxis. Manifestó su pesar y se interiorizó sobre las amenazas que sufrieron ambos tras denunciar las irregularidades en el sistema sanitario del distrito.

    El vicegobernador Gabriel Mariotto recibió hoy a Claudia Ledesma y Oscar Bugliolo, padres de las dos víctimas fatales por casos de mala praxis en el Hospital “Claudio Zin” de Malvinas Argentinas.

    La charla que se realizó en el despacho del presidente de la Cámara de Senadores bonaerense giró en torno al dolor las amenazas e intimidaciones que ambos padres recibieron luego de denunciar públicamente irregularidades en el sistema de salud municipal.

    Allí, Mariotto se interiorizó sobre la situación que viven ambas familias y manifestó su rechazo porque sucedan situaciones de ese tipo en la provincia de Buenos Aires.

    Del encuentro participaron también el abogado de los familiares de las víctimas, Jorge Cancio, y la integrante de la Comisión de Derechos Humanos de Plaza de Mayo, Nora Perrazone.

    Ledesma es la madre de Melani, la niña que falleció meses atrás al medio año de vida como consecuencia de una inadecuada atención médica. Tras el hecho, en su pedido de justicia enfrentó y responsabilizó ante las cámaras al intendente local, Jesús Cariglino, por la muerte de su hija, durante la fallida reconstrucción del ataque a los periodistas que investigaban los casos de mala praxis en el centro de salud.

    Durante la audiencia con el vicegobernador, Ledesma también realizó un pormenorizadamente relato de cómo fue la agresión que sufrió días atrás en su hogar, cuando un grupo de desconocidos apedrearon su casa con el grito intimidatorio de “ni la custodia te va a salvar”.

    Bugliolo es padre de Gisela, la joven de 24 años que en mayo de 2004 murió 48 horas después de dar a luz por complicaciones en el parto que se realizó en el hospital municipal.

    En estos ocho años, el hombre identificó otros 147 casos de mala praxis en el sistema sanitario municipal, por las que asegura fue intimidado en varias oportunidades por personas desconocidas.

    La última declarada ocurrió hace una semana cuando quisieron secuestrar a su hijo de 19 años en el momento que ingresaba a su casa en el barrio de Grand Bourg.

    Las amenazas a Ledesma y Bugliolo se dieron a menos de una semana del asesinato de Walter Navarro, el enfermero del hospital Zin que fue muerto de un disparo horas después de que la prensa consignara una denuncia en la que sostenía que el problema de la salud en Malvinas Argentinas se debía a los “negociados”.