Emprendedores sociales presentaron feria de artículos infantiles

 

BUENOS AIRES- Más de 40 emprendedores de la economía social ofrecen juegos didácticos, ropa, golosinas y otros artículos infantiles que ellos fabrican, en una feria que inauguraron hoy en la ciudad de Buenos Aires, donde se pueden hallar múltiples opciones para regalar en el Día del Niño.

La feria fue inaugurada por la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, y estará abierta hasta este viernes de 13 a 19 y el sábado -con espectáculos, juegos y sorteos- de 11 a 17 en la sede de la Sindicatura General de la Nación (Sigen), avenida Corrientes 381.

Allí se pueden hallar, entre muchas otras alternativas, juguetes de tela y ropa para bebés que fabrica Noemí, de La Matanza, junto a su familia.

«Con mi hermana y mi mamá trabajábamos para otra persona, pero hace nueve años nos dimos cuenta que nosotras mismas podíamos comercializar nuestra producción. Entre las tres hacemos todo, desde la moldería hasta los detalles», contó la mujer a Télam.

Estas emprendedoras, que comenzaron fabricando muñecos de tela, con el tiempo diversificaron su producción y ahora también hacen «baberos, cambiadores, sonajeros con sonidos estimulantes y otras cosas que ayudan en el desarrollo de un bebé», detalló.

«El Ministerio de Desarrollo Social nos abre muchas puertas, sobre todo invitándonos a estas ferias que nos permiten hacernos de más clientes y donde podemos compartir técnicas y recursos con otros emprendedores», valoró Noemí.

Flavia es de Olivos y con su marido fabrican juguetes didácticos. «Empezamos hace diez años, después de la crisis del 2001 se nos hacía muy caro comprarle juguetes de calidad a nuestros hijos y se nos ocurrió convertir eso en un negocio», explicó ella.

«Los primeros que hicimos se los llevamos al pediatra de nuestros hijos, a un kinesiólogo y a un psicopedagogo para que nos digan si estaban bien ensamblados y si el diseño ayudaba al desarrollo de los chicos», reseñó.

Ahora, hace «ocho años que estamos viviendo de ésto; con el apoyo que nos dan dejamos de ser un emprendimiento familiar y ya somos una cooperativa en la que trabajan once personas. Proveemos de juguetes al Ministerio y también estamos con nuestros productos en Tecnópolis», contó Flavia.

María del Carmen, que es de Capital Federal y confecciona ropa para chicos, le contó a Télam que «la decisión de empezar con ésto fue por necesidad, hace dos años», cuanto tenía 56 «y a esa edad ninguna empresa te quiere tomar».

«Con mi hermana nos damos maña y empezamos a venderle ropa a los conocidos, después el boca a boca nos hizo algunos clientes más, pero el año pasado vimos por televisión la feria navideña de emprendedores y nos dimos cuenta que teníamos que estar ahí, por eso nos pusimos en contacto con el Ministerio», continuó.

Ellas participan «por primera vez» en la feria de emprendedores sociales y consideran «maravilloso lo prolijo que está todo montado» y su emplazamiento, «acá nomás de Corrientes y Florida», donde la puede conocer «mucha gente».

Clara es del barrio porteño de Caballito y cose muñecas de tela. «Siempre me gustaron las manualidades y cuando hace tres años mi hermana abrió una juguetería se me ocurrió que esta era una manera de darle una mano y ganarme unos pesos», relató a esta agencia.

«Una amiga que tiene un emprendimiento de artesanías me contó lo que hacían con estas ferias, mandé un mail al Ministerio para anotarme, al rato me contestaron y ésta es la primera vez que participo», añadió la mujer, contenta además por el encuentro entre emprendedores.

Eso «está buenísimo, desde que llegué que estoy charlando con la gente de los otros puestos, nos pasamos contactos y nos ponemos de acuerdo para ir juntos a vender a diferentes lugares. Además, creo que para la gente es más fácil venir a comprar cuando tiene en un sólo lugar toda esta oferta para elegir», apuntó Clara.

Silvia, de Wilde, conoció los caleidoscopios de chica en casa de su abuelo. «Me fascinaron y empecé a construirlos y diseñarlos. Desde hace cuatro años los comercializo pero es la primera vez que participo de una feria como ésta», explicó la emprendedora.

«Estaba en una muestra de artesanías en Wilde y las promotoras del Ministerio me dieron un volante al pasar; llamé y me pidieron fotos de mi trabajo, unos meses después me convocaron a esta feria», agregó.

Para Silvia, «la filosofía del caleidoscopio es que hay muchas maneras de ver la realidad y sólo depende de nuestra voluntad que eso que vemos cambie. Esta feria -expuso- es un poco eso, es la voluntad de todos de reinventarnos para cambiar nuestras realidades».

«Esta feria es una demostración de lo que podemos ser y de lo que podemos hacer, todos estos productos son maravillosos porque están hechos con el amor de quien se siente pleno en su trabajo», dijo la ministra Alicia Kirchner en la inauguración.

«Colectivamente somos capaces de todo esto y más, porque estamos construyendo un país con el trabajo como gran organizador social y lo hacemos entre todos, no somos un conjunto de individualidades, somos un Estado presente que trabaja siempre desde lo colectivo», afirmó la ministra.