Cristina presenta su reclamo por Malvinas ante la ONU y publica solicitada en diario londinense

BUENOS AIRES – La presidenta Cristina Fernández ratificará en Nueva York el reclamo argentino de soberanía sobre las Islas Malvinas ante el Comité de Descolonización de la ONU, en coincidencia con el 30º aniversario del fin de la guerra con el Reino Unido.

La mandataria viajó  acompañada por el titular de la Cámara de Diputados Julián Dominguez, los jefes de los bloques legislativos oficialistas Agustín Rossi y Miguel Pichetto; el presidente de la comisión de Relaciones Exteriores de la cámara baja Guillermo Carmona y los senadores Daniel Filmus y Ruperto Godoy.

El gobierno argentino «insta a que el Reino Unido asista al Comité de Descolonización abandonando su política de ignorar los organismos de las Naciones Unidas», informó la Cancillería y reiteró el «compromiso de iniciar mañana mismo las negociaciones en los términos que resuelva el Comité de Descolonización».

«La República Argentina ha manifestado en todos los foros internacionales su disposición a cumplir con el mandato de las Naciones Unidas en el convencimiento de que no hacerlo debilita la institución garante de la paz y la convivencia entre los pueblos», informó Cancillería.

En la reunión se analizará el estado del proceso para concluir la situación de colonialismo que afecta a 16 territorios y el primer caso será la cuestión de las Islas Malvinas.

Se trata de la primera vez que la Presidenta participa de la reunión anual del Comité, ya que en años anteriores el gobierno fue representado por funcionarios como el canciller Héctor Timerman, que llevaron la petición argentina al organismo internacional.

El reclamo de Fernández de Kirchner tendrá lugar en medio de la polémica por la convocatoria a un referéndum que realizó la Asamblea Legislativa de las islas para que los habitantes determinen su estatus político.

El primer ministro británico, David Cameron, afirmó hoy que espera que los habitantes de las Islas Malvinas hablen «fuerte y claro» en la consulta prevista para el primer semestre de 2013, con el fin de confirmar la autodeterminación.

«Los habitantes de las Falklands (Malvinas) han decidido celebrar un referéndum para demostrar que creen en la autodeterminación y creo que es muy importante, porque la Argentina trata continuamente de ocultar este argumento y pretende que las opiniones de los isleños no importan», declaró Cameron durante la sesión semanal de preguntas a la que se somete ante el Parlamento.

Un día antes de cumplirse 30 años del fin de la guerra de 1982 entre la Argentina y el Reino Unido, la prensa internacional consignó que Cameron pidió a los malvinenses que «hablen fuerte y claro y que la Argentina escuche».

Por su parte, el senador kirchnerista Daniel Filmus cuestionó la ausencia del bloque del PRO en el viaje y calificó como «inentendible» que ese partido «no acompañe la reivindicación de Malvinas».

Filmus advirtió que «es el único bloque que no va a la ONU» y comparó esta situación con «el caso de YPF, vuelven a mostrarse ausentes en una causa nacional».

Desde el radicalismo, el diputado Martínez aseguró que para lograr la recuperación de las Islas Malvinas «tenemos que tratar de desbaratar la excusa británica de la autodeterminación», que buscará ser confirmada con un referéndum convocado por el gobierno de las islas.

En tanto, el legislador porteño por el PRO Daniel Lipovetzky remarcó que «la soberanía argentina sobre las Islas es indiscutible» y consideró que «no tiene sustento legal aplicar el derecho de autodeterminación de la población malvinense, que ocupó las Islas y expulsó a sus habitantes originarios».

Esta mañana la Argentina publicó  en el prestigioso diario londinense The Times una solicitada en la que le vuelve a pedirle al Reino Unido «que le dé una oportunidad a la paz», horas antes de hablar sobre Malvinas ante el Comité de Descolonización de la ONU.

«Hoy vamos a hablar en el Comité de Naciones Unidas sobre Descolonización acerca de un caso de anacronismo colonial en el Atlántico Sur: las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y el área marítima circundante, ubicadas en el extremo sur del continente americano, a menos de 700 kilómetros de nuestras costas, y a 14.000 kilómetros del Reino Unido», se lee en el primer párrafo del texto, titulado «Terminemos con el colonialismo cumpliendo las resoluciones de Naciones Unidas».

«Hace 179 años, el 3 de enero de 1833, una fuerza naval británica expulsaba a las autoridades legítimas argentinas y a la población de las islas Malvinas. Desde entonces, Argentina ha pedido sin descanso su restitución en foros nacionales e internacionales», continúa.

«Más resoluciones al respecto fueron adoptadas por la Organización de Estados Americanos (OEA), el Grupo Río, la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), y el Mercosur, como también la Cumbre de países Sudamericanos-Arabes (ASPA), la Cumbre Africa-Sudamérica, la Cumbre Iberoamericana y el grupo de los 77 más China», agrega la nota, firmada por Cristina Kirchner. «Gran Bretaña se ha negado invariablemente a cumplir con estas resoluciones», afirma luego.

«Argentina es hoy un país democrático que se sobrepuso a la más feroz dictadura de la que se tenga récord en nuestra historia, y es un ejemplo global en los campos de los derechos humanos y las misiones de mantenimiento de la paz», asegura el texto.

Y como cierre, la solicitada termina con un pedido: «Los argentinos les pedimos a todos ustedes – ciudadanos y gobiernos del mundo- que pongan fin al colonialismo y pidan el cumplimiento de las resoluciones de Naciones Unidas». «Pedimos al Reino Unido que dé una oportunidad a la paz», concluye.