Ricardo Bussi, el machista perfecto: «El hombre y la mujer no son iguales, no conozco casos de asesinatos por el hecho de ser mujer»

El presidente del Bloque de Fuerza Republicana de Tucumán, Ricardo Bussi, hijo del genocida Antonio Bussi, justificó su rechazo a las capacitaciones de la “Ley Micaela” con una catarata de lugares comunes del machismo. No dejó ninguno afuera. En una entrevista radial, negó cualquier tipo de asesinato “por la condición de mujer”, en desconocimiento del Código Penal que él mismo usó para fundamentar su postura contra la Ley nacional Nº 27499, cuya función es precisamente transmitir herramientas y deconstruir sentidos comunes de desigualdad y discriminación contra las mujeres en el Estado. Bussi negó además la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, y habló del feminismo como “una moda ideológica”, que equiparó al fascismo. “El hombre y la mujer son desiguales”, enfatizó.

Para sostener esta frase, primero calificó al feminismo como “una perspectiva”, un “punto de vista sesgado” que mira a las leyes “desde un sector de la población”. “Nosotros queremos atacar a violencia como tal, no desde las modas contemporáneas, tampoco el garantismo, ningún ismo”, justificó a la hora de explicar el proyecto presentado junto a legisladores tucumanos contra la ley aprobada por el Congreso en diciembre de 2018 por unanimidad . El texto, que lleva la firma también del macrista Walter Berarducci y la bussista Nadina Pecci, sostiene que la norma “empodera a la mujer como una suerte de Gestapo ideológica”.

Bussi afirmó que él no quiere que el tema de la violencia “se trate desde los de Boca, los de River o los de Racing». “Las corrientes ideológicas tienen pensamientos que comprenden determinado sector de la sociedad que adhiere a ese pensamiento”, manifestó. Sobre la supuesta inexistencia de los femicidios fue categórico: “No conozco casos de asesinatos por la condición de mujer, conozco a hombres que han asesinado mujeres por celos, por envidia, por depresión, por drogas, pero por el hecho de ser mujer, no conozco casos”.

El legislador, que se niega a recibir la capacitación necesaria, dijo que él cree que “no hay que deconstruir” absolutamente nada. Tucumán es la única provincia del país que aún no adhirió a la Ley Micaela, pero la legislatura tucumana está por debatir su adhesión. Bussi, Perarducci y Pecci, sin embargo, creen que no es necesario. Entre ataques al Ministerio de las Mujeres, Género y Diversidad, conducido por Elizabeth Gómez Alcorta, los legisladores dicen que el ministerio tiene una orientación ideológica ULTRA FEMINISTA Y ABIERTAMENTE ABORTISTA (las mayúsculas están en el texto original)

“Veníamos muy bien como país, ¿en qué falló la ley? No falló en nada. Antes de que venga la moda del feminismo, que nació hace seis años, el país funcionaba”, afirmó Bussi, quien habló también de la desigualdad del modelo patriarcal arraigado en la sociedad como algo dado por hecho, que no se debe cuestionar porque “el hombre y la mujer son desiguales”. “Nosotros creemos que el hombre y la mujer no son iguales, son distintos y complementarios. Ninguno es más que el otro, son desiguales; de hecho, el hombre se jubila a una edad distinta que la mujer”, remarcó en diálogo con Futurock.

Luego, fue más allá y de nuevo con el discurso de “la moda”, explicó, equiparando al fascismo con el feminismo: “Nosotros queremos tratar la violencia desde la ley, no desde una mirada de la población. Sino el día de mañana cambia la moda y volvemos al fascismo”. En esa línea, sostuvo que el Código Penal “habla de homicidio” y negó los femicidios, en total desconocimiento de la Ley 26791 de 2012 que incorporó la figura. “Nosotros queremos una ley propia que elimine de la sociedad, en lo posible, todo tipo de violencia. Eso del femicidio, de todas las ideologías que están hoy de moda, nos parece totalmente extraño a esta sociedad”, concluyó.  (Fuente Página 12)

DEJA UNA RESPUESTA