Las clases alternadas incluirían licencia especiales para padres

El ministro Trotta anticipó que se evalúa dividir los grados y que los chicos concurran alternadamente dos o tres veces por semana a la escuela, manteniendo el resto de los días la educación a distancia. En ese caso, un adulto por hogar seguirá bajo el regimen de licencia laboral.

Por ahora las aulas siguen vacías pero se estima que después de las vacaciones de invierno podrían retomarse paulatinamente las clases presenciales.

Por ahora las aulas siguen vacías pero se estima que después de las vacaciones de invierno podrían retomarse paulatinamente las clases presenciales.

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, anticipó que en caso de que se implemente un esquema de clases alternadas cuando la pandemia permita el regreso de los alumnos a las escuelas, se mantendrá el régimen de licencias para los adultos a cargo del cuidado de los niños dispuesto por la resolución 270 de Trabajo.

El escenario que manejan las autoridades de Educación es que las clases podrían ser retomadas después de las vacaciones de invierno, aunque esto depende de que no se disparen los casos. Si la situación epidemiológica lo permite, el regreso a clases se concretará con fuertes cambios. Se analiza, por ejemplo, dividir los grados al medio para que concurran alternadamente, dos o tres veces por semana, manteniendo el resto de los días la educación a distancia.

«Habrá que resolver también el cómo, porque el regreso no será como en marzo, sino escalonado», señalo Trotta en declaraciones radiales.

Agregó que «unos alumnos irán un día y otros días otros para no saturar la llegada de docentes y estudiantes y para no abarrotar espacios comunes» y apuntó que se trabaja en protocolos «para cuando llegue ese momento», referidos a la distancia entre bancos, la frecuencia del lavado de manos, la duración de los recreos y el uso de barbijos.

En ese sentido, aclaró que mientras «mientras estén suspendidas las clases y si se avanza en este esquema dual, siempre un adulto a cargo se va a poder quedar en el hogar porque está vigente la resolución 270 del ministerio de Trabajo».

El artículo 3 de esa disposición determina que «mientras dure la suspensión de clases en las escuelas se considerará justificada la inasistencia del progenitor, progenitora, o persona adulta responsable a cargo, cuya presencia en el hogar resulte indispensable para el cuidado del niño, niña o adolescente».

Los adultos con niños a cargo tienen que notificarlo a su empleador o empleadora, justificando la necesidad de quedarse en su casa. Esta dispensa es sólo para un progenitor o persona responsable, por hogar.

Trotta reconoció en la entrevista que «volver parcialmente a las aulas no es el escenario ideal, pero implica una evolución respecto de la etapa en que estamos» y evaluó que «poder volver un día sí y un día no implica trabajar en el aula, que haya material para trabajar en las casas y luego poder revisarlo en la escuela».

 

DEJA UNA RESPUESTA