El presidente visitó los distritos de Quilmes y Almirante Brown

El presidente Alberto Fernández recorrió hoy el hospital modular del partido bonaerense de Almirante Brown, construido en un mes para la internación de pacientes con coronavirus, y luego visitó en el municipio de Quilmes la única empresa que produce en el país barbijos N95, utilizados por los trabajadores de la salud.

Fernández visitó el establecimiento de Almirante Brown acompañado por el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y por los ministros Ginés González García (Salud), Eduardo «Wado» de Pedro (Interior) y Gabriel Katopodis (Obras Públicas).

También estuvieron el jefe de la bancada del Frente de Todos en la Cámara de Diputados, Máximo Kirchner; el secretario general de Presidencia, Julio Vitobello; el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan; y el intendente de Almirante Brown, Mariano Cascallares.

El Hospital Modular de Almirante Brown, ubicado en avenida La Aviación y Presidente Rivadavia, fue levantado en tiempo récord, apenas un mes, en el marco de un plan de construcción de centros de salud en el Gran Buenos Aires y el interior del país para afrontar posibles brotes de Covid-19, a raíz de la pandemia.

La cartera que encabeza Katopodis estuvo a cargo de la construcción de esos establecimientos (en un sistema modular) y actualmente están siendo equipados por el Ministerio de Salud para quedar integrados a la red sanitaria nacional.

El hospital tiene 1.100 metros cuadrados de superficie y cuenta con 75 camas, de las cuales 25 serán para terapia intensiva.

Al finalizar la recorrida, Fernández se dirigió con Kicillof a la planta Delta Plus, una empresa de diseño, fabricación y distribución de equipos de protección para el cuerpo y contra caídas, que cuenta con siete centros de producción en Francia, España, China, India, Emiratos Árabes Unidos, Brasil y Argentina.

También estuvieron en la recorrida la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, los ministros de Interior, Eduardo de Pedro; y Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello; el ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense, Andrés Larroque; y el diputado nacional Máximo Kirchner.

Delta Plus tiene una capacidad de producción de hasta 1 millón de mascarillas por mes, mediante una máquina que fue traída al país con ayuda del gobierno para aumentar la capacidad de producción de insumos fundamentales para la seguridad sanitaria en todo el territorio, se informó oficialmente.

Las mascarillas, que son de fibra sintética, desechables, y no cuentan con válvula, son las recomendadas para uso médico por sus características particulares.

La visita de hoy se suma a otras que ya realizó el Presidente, como la del 30 de abril pasado, cuando recorrió el hospital del Bicentenario, en Esteban Echeverría, y el Hospital El Cruce, de Cañuelas, ambos acondicionados para internaciones por coronavirus.

Ante la emergencia sanitaria decretada para contener la pandemia de coronavirus, el gobierno anunció la construcción de una red nacional de 12 hospitales modulares de emergencia, 9 de ellos ubicados en municipios bonaerenses y otros tres en la ciudad de Santa Fe, en Resistencia y en el Gran Córdoba.

Los nuevos hospitales del conurbano fueron dispuestos en Almirante Brown, Lomas de Zamora, General Rodríguez, Mar del Plata, Florencio Varela, Quilmes, Hurlingham, Tres de Febrero y Moreno.

El Ministerio de Obras Públicas destinó 1.894 millones de pesos para la construcción de estas unidades sanitarias «adecuadas, sostenibles y resilientes», a partir de las directivas de la cartera de Salud, cuya obra civil finalizó y ahora avanza con el equipamiento sanitario, informaron desde el gobierno mediante un comunicado oficial.

Con respecto a la contratación, construcción y equipamiento de esta red nacional de hospitales modulares, se explicó que «se realizó a través de Naciones Unidas, que garantiza rapidez, transparencia y eficacia por su experiencia y buenas prácticas internacionales».

El centro de salud que visitó hoy Fernández se armó «en poco más de 20 días en el predio de la Unidad de Pronta Atención (UPA) de la localidad de Longchamps mediante un trabajo coordinado con la provincia de Buenos Aires y el municipio», resaltaron fuentes de Presidencia.

En la mayoría de los casos, los hospitales modulares se anexaron en los terrenos dependientes de las UPA en la provincia de Buenos Aires, que se encuentran en áreas de alta concentración demográfica y están equipadas con salas de atención primaria, guardia, shock room, laboratorios de análisis clínicos, consultorios y áreas de diagnósticos por imágenes.

Los hospitales de emergencia «son módulos de construcción rápida de 1.000 metros cuadrados, escalables, a través de la metodología de la construcción en seco, lo que permitió su realización de manera simultánea en turnos rotativos de 24 horas».

En total, las 12 unidades que funcionarán las 24 horas, permitirán sumar 840 camas de terapia e internación, contarán con un equipo de 100 trabajadores de la salud por cada hospital y, una vez que finalice la pandemia, quedarán para la comunidad, explicaron desde el Ejecutivo.

DEJA UNA RESPUESTA