Representantes del Massismo y de la Unen criticaron el programa Precios Cuidados

 

BUENOS AIRES- Ricardo Delgado, del Frente Renovador, y Javier González Fraga, del Frente Amplio UNEN (FAU), coincidieron en desmerecer el éxito de la iniciativa, al señalar que «no sirven para reducir la inflación» y «no son efectivos para nada».

A pesar de eso, uno de ellos, González Fraga, reconoció que «la inflación de abril estará en 1,5 por ciento, e incluso más abajo», pero lo atribuyó a «la desaceleración de la economía» en lugar de al éxito del Precios Cuidados.

Desde que se inició la aplicación de este programa, que en el primer trimestre incluyó alrededor de 200 productos, y ahora se amplió a 302; la inflación pasó de 3,7% en enero, a 3,4 en febrero; y 2,6 en marzo; al tiempo que se espera que para abril siga en descenso.

Asimismo, Precios Cuidados fue destacado por la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), que consideró que el programa «es sinónimo de gente cuidada».

Sin embargo, Delgado, quien asesora económicamente al diputado nacional Sergio Massa, sostuvo que «las recetas que se aplican para que la inflación realmente baje no son las adecuadas».

En ese sentido, indicó a radio Del Plata que «creer que los Precios Cuidados van a reducir la inflación es como mínimo una visión ingenua del problema inflacionario».

A su criterio, «para atacar las `supuestas` prácticas anticompetitivas o monopólicas de algunos productores y supermercados ya existen leyes en la Argentina de Defensa de la Competencia, antimonopolio, que el Gobierno no ha aplicado nunca».

En consecuencia, se mostró en contra de creer que «con 200 Precios Cuidados (sic), contra 40 mil productos que hay en un supermercado» se detiene la inflación.

Además indicó que «los alimentos son centrales en la canasta de consumo, pero no son los únicos bienes que se consumen», y también consideró que para bajar la inflación «no se trata de mirar los balances de las empresas, sino de darle un sendero al sector privado para que pueda invertir».

Por su parte, González Fraga, quien se postuló a vicepresidente de Ricardo Alfonsín en las elecciones de 2011, propuso un enfriamiento de la economía, al advertir que «si el Gobierno sale a impulsar una nueva fiesta de consumo, está el riesgo de que se acelere la inflación»

De todos modos, admitió que «en abril la inflación está más cerca del 1,5 por ciento, y quizás más abajo»; aunque afirmó que «esto es mérito exclusivo de la desaceleración» económica.

«Los Precios Cuidados son cada vez menos relevantes, no creo que sean efectivos para nada», puntualizó el ex presidente del Banco Central durante el menemismo.