Paran los bancos el viernes por reclamos salariales y despidos

CAPITAL FEDERAL- El gremio ratificó el cese de actividades en reclamo por el aumento de despidos y suspensiones en el sector. Los trabajadores acusan al ministro Triaca de incumplir con el arreglo acordado en noviembre del año pasado y aseguran que “perdieron la confianza” en el Gobierno.

El titular de La Bancaria, Sergio Palazzo, confirmó que durante el plenario de secretarios generales de la Asociación Bancaria, se resolvió un paro nacional del sector por 24 horas para este viernes 17.

El secretario general de la Asociación Bancaria, criticó que el Gobierno «vino a consolidar la inequidad y la injusticia». «En la Argentina se profundiza la brecha social y a veces se toma el empleo de los informales como un fenómeno de la naturaleza», apuntó el sindicalista.

El gremialista confirmó que el paro se resolvió “por consenso” y que la principal preocupación de los trabajadores es que «no se cumple con un acuerdo firmado el 23 de noviembre de 2016 con el 80% de la representación empresarial  y la aceptación del ministro Jorge Triaca en persona».

«La movilización del 7 y el paro tienen un origen común en la ruptura de la confianza en la palabra del Gobierno y el sector empresario. Es fácil, aumentó la cantidad de despidos y suspensiones después de un compromiso de no despedir ni suspender», denunció Palazzo.

Cabe recordar que, respecto del creciente conflicto, el ministro Triaca había argumentado: «La negociación bancaria tiene una particularidad, no podemos homologar un acuerdo que no se firma por todas las partes».

Paro bancario

De concretarse el aumento que los trabajadores piden, los bancarios alcanzarían una suba del 24% para sólo tres meses, mientras el Ejecutivo pretende que los incrementos no se eleven por encima del 18%.

El acuerdo disponía el pago de una suma no remunerativa de $ 8.000 que se debía pagar antes del 31 de diciembre último para compensar la inflación a trabajadores con sueldos inferiores a $ 25.000. Otra suma de $ 10.000 era a los trabajadores cuyos salarios se hayan ubicado en promedio entre $ 25.000 y $ 35.000; y cobrarán $ 12.000 quienes hayan registrado sueldos superiores.

Además, el arreglo disponía de un anticipo mensual para enero, febrero, marzo y abril que se integrarán como una suma fija de $ 2.000, a lo que se adicionará un 10% de todas las remuneraciones.

DEJA UNA RESPUESTA