La Presidenta expresó su apoyo a Susana Trimarco y dijo que se debe «democratizar» la Justicia

BUENOS AIRES- La Presidenta inauguró la primera planta argentina que producirá vacunas y productos biotecnológicos, de la firma Sinergium Biotech. En ese marco, la mandataria se refirió al fallo que absolvió a los todos los acusados en el caso Marita Verón: «No basta con palabras, hay una gran demanda de democratización. Nunca me imaginé esta sentencia», sostuvo.
La Presidenta se refirió al fallo de ayer en el caso Marita Verón y expresó «el día podría haber sido perfecto» por la inauguración que permitirá que más niños tengan vacuna, más remedios y más producción nacional, pero la mandataria detalló el momento en que se enteró del fallo y se comunicó inmediatamente con Susana Trimarco, de quien dijo que la encontró «más entera que nunca» y ante quien se comprometió «a seguir acompañándola» en la lucha contra los responsables de la trata de personas. «Podés contar siempre conmigo», le aseguró.
La jefa de Estado destacó la fortaleza y la templanza de Susana Trimarco al señalar: «yo pensé que la iba a encontrarla destrozada, pero las mujeres son las mujeres» y agregó «la encontré más entera que nunca, no sólo por su hija, sino por todas las hijas de todas las madres que puedan haber sido capturadas», resaltó la mandataria.
«No basta con palabras, hay una gran demanda de democratización en la sociedad. Nunca me imagine esta sentencia», sostuvo la Presidenta, y agregó: «cuando hay dinero de por medio el mundo puede estar tocando trompetas que no les importa nada».
En ese sentido, la mandataria reflexionó: «Los jueces se protegen entre ellos y deciden sobre la vida y el patrimonio de todos nosotros». También, lamentó «el divorcio cada vez más evidente entre sociedad y justicia». Además, reafirmó que «vamos a poner en marcha una democratización del poder judicial» porque «la sociedad reclama una democratización del poder judicial», resaltó la Presidenta.
Al respecto, remarcó que espera que el fallo en el juicio por la desaparición de Marita Verón sea «como el caso Carrasco, que sirvió para que reveamos el servicio militar; que este nos sirva para repensar una democratización de uno de los poderes del Estado. Yo desde mi lugar me comprometo a impulsar la democratización de la Justicia», expresó la Presidenta.

«Los tres poderes son independientes pero (son) del Estado, y debemos preservar el bien común por encima de lo individual porque representamos el interés colectivo», enfatizó la Presidenta.
La Jefa de Estado planteó «un control republicano sobre cada uno de los poderes» del Estado al abordar un proyecto de «democratización del Poder Judicial». Además, afirmó que «estas cosas no pasan porque sí» y señaló a los jueces que «tienen facultades para denegar excarcelaciones».
Cristina Fernández abogó para que «cada uno se haga responsable de lo que hace». En ese marco, señaló que algunas cuestiones innerentes a la falta de justicia no son atribuíbles «a un problema de seguridad» ya que «la provincia de Buenos Aires tuvo gobernadores y ministros de mano dura y no solucionaron los problemas de seguridad».