Piden renuncia de funcionario de AFSCA que habló del “control editorial”

BUENOS AIRES- El diputado de narvaísta Gustavo Ferrari solicitó que los responsables de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) le pidan «la renuncia» al coordinador de la zona Conurbano Norte del organismo, Nicolás Cherei porque maneja «conceptos e ideas poco democráticos».
«Es peligroso que uno de los funcionarios responsables de aplicar la Ley (de Medios) maneje conceptos e ideas tan poco democráticas y en todo caso, además de desmentirlo, si efectivamente se piensa diferente, hay que pedirle la renuncia”, pidió Ferrari.
Cherei había asegurado ayer en declaraciones radiales que el Gobierno controlará «que haya diferentes estilos editoriales» en los medios y que también haya «diferentes» camarógrafos, periodistas y técnicos.
En un comunicado, Ferrari señaló que Cherei «luego fue desmentido por el propio titular del organismo, Martín Sabbatella».
El legislador “valoró que el titular de la AFSCA saliera a corregir las declaraciones de Cherei, aunque advirtió que el funcionario no hizo otra cosa más que proponer, a través del control de la línea editorial de los medios, una solución antidemocrática a una preocupación de la propia Presidenta».
En ese sentido, Ferrari se refirió a cuando Cristina Fernández dijo el 6 de septiembre que «la cadena ilegal del desánimo tiene fecha de vencimiento el 7 de diciembre», frase que según él no respondió a «un juicio de valor sobre la cantidad de señales de un medio, sino sobre su contenido».
Al respecto el titular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA), Martín Sabbatella, aseguró que la Ley de Medios no plantea «quién está en la pantalla sino quién es el dueño» de cada empresa y consideró que las empresas que se niegan a desprenderse de sus señales «construyen un relato: dicen que no va a haber tal programa o no va a existir tal periodista».
Al respecto, negó que la normativa represente «una agresión a la libertad de expresión», sino que afirmó que persigue «todo lo contrario», porque «viene a cuidar» ese derecho.
En declaraciones radiales Sabbatella puntualizó que las empresas afectadas «quieren construir la idea de que la aplicación de la Ley se mete con los programas, los periodistas, lo que una persona pudo haber elegido para ver en televisión y nada que ver. La Ley habla de quiénes son los titulares de los medios. Lo que vos ves por televisión hoy lo vas a seguir viendo y vas a ver más, nunca menos que eso, porque vas a tener las opciones actuales más otras», explicó.
Según Sabbatella, se replica que «no va a estar (Marcelo) Tinelli en la pantalla, no va a estar (Adrián) Suar en la pantalla, cosa que no tiene absolutamente nada que ver. Tinelli va a estar, Suar va a estar, va a estar todo el mundo porque no estamos discutiendo quién está en la pantalla sino quién es el dueño de los medios. Yo quiero que estén todos», afirmó.
El funcionario remarcó que «la Ley habla de quién es el titular de las licencias, no de la programación ni los periodistas ni nada por el estilo. Quieren desvirtuar esa situación. No es una agresión a la libertad de expresión, todo lo contrario: la Ley viene a cuidar la libertad de expresión».