Randazzo ante extorsión gremial: «A mí no me va a correr Sobrero, antes prefiero irme del ministerio»

 

BUENOS AIRES- El ministro del Interior y Transporte se refirió de esa manera sobre la medida que provoca importantes demoras en la línea ferroviaria Sarmiento, que une Once con Moreno.

«Es una medida extorsiva hecha por quienes dicen que quieren defender el ferrocarril como un servicio público esencial», aseguró el funcionario.

«Se trata de trabajadores que cobran un sueldo de bolsillo promedio que asciende a 20.000 pesos y a los que no escuché protestar en la época en que se destruían los ferrocarriles, pero sí ahora, cuando estamos haciendo las inversiones más importantes de los últimos 50 años», añadió.

El ministro, en una conferencia de prensa realizada en la Casa de Gobierno, rechazó en duros términos «la medida de hoy en el ferrocarril Sarmiento impulsada por (el dirigente gremial) Rubén Sobrero», a la que calificó como «una locura» y con base en un argumento demencial».

Dijo que los trabajadores «están reclamando una indemnización de 300 millones de pesos por pasar de TBA al Estado Nacional, que no les corresponde» porque «no se les tocó la antigüedad, las vacaciones, ni ningún beneficio adquirido, y nunca estuvo en riesgo la continuidad laboral, que debería pagar toda la sociedad».

«Estamos hablando de trabajadores que tienen un salario de bolsillo promedio de 20.000 pesos, que hoy han decidido en una actitud absolutamente irresponsable perjudicar a miles y miles de pasajeros»

Además, «están exigiendo un aumento salarial del 40 por ciento, cuando desde el inicio de las negociaciones paritarias se acordó un incremento de 2.000 pesos promedio que tiene vigencia hasta el 31 de este mes, en concepto de anticipo», sostuvo.

«Estamos hablando de trabajadores que tienen un salario de bolsillo promedio de 20.000 pesos, que hoy han decidido en una actitud absolutamente irresponsable perjudicar a miles y miles de pasajeros, muchos de ellos que no cobran el salario mínimo vital y móvil», enfatizó.

Randazzo señaló que «esos trabajadores ferroviarios tuvieron un aumento de su salario, entre el año 2006 y 2013, del 641 por ciento, mientras que los viáticos se incrementaron el 461 por ciento».

El ministro destacó que «otro tema que nos preocupa muchísimo» es que en el acumulado de los últimos cuatro meses, quienes dejaron de cumplir sus obligaciones no trabajaron «durante 50 días en 4 meses».

Sostuvo que se trata de «datos constatados y que figuran en todos los registros de control» de la empresa.

Tras detallar las obras y las inversiones que se están realizando para modernizar el Sarmiento, sostuvo que «desde tiempo atrás venimos lidiando con una actitud absolutamente extorsiva de un grupo que conduce (el gremio) y que hoy han decidido hacer este paro irresponsable, al llamar un quite de colaboración, es decir,  vamos al trabajo pero no trabajamos».

Indicó que «hoy nos han permitido sacar sólo cinco formaciones de las 13 que hay, que por supuesto son insuficientes, y que por eso, y para dar un buen servicio, se van a incorporar próximamente 24 formaciones totalmente nuevas».

Randazzo aseguró que desde el gobierno «se hará todo lo que tengamos que hacer para garantizar el servicio» y sostuvo que «lo que no podemos admitir es esta extorsión permanente».

«A mí no me va a correr Sobrero, antes prefiero irme del ministerio», apuntó.

 

El ministro pidió a los trabajadores «que recapaciten, porque no es el momento ni tiene sentido hacer paros que perjudican a miles y miles de usuarios, cuando estamos haciendo esfuerzos enormes para mejorar el servicio».