Concejal de Hurlingham bajo la lupa de la CGT oficialista

HURLINGHAM- Humberto Nito Bertinat es el titular del bloque acuñista de concejales en Hurlinghan, y es además vocal de la CGT que conduce Antonio Caló, afin al gobierno nacional. Dos roles con intereses contrapuestos.
Los sucesos políticos de Hurlingham, de los últimos tiempos, colocan en una situación incómoda a Humberto Nito Bertinat, que es presidente del bloque oficialista de concejales y secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales de Hurlingham.
Es que, desde sus inicios políticos, es de los hombres de mayor confianza del intendente Luis Emilio Acuña, por lo que es natural que se haya transformado en uno de sus principales defensores. Pero, por otro lado, su desempeño como dirigente sindical lo llevó a ocupar el cargo de Secretario Adjunto de la Federación de Trabajadores Municipales que conduce Oscar Ruggero, y al estar ese gremio alineado con la CGT que lidera Antonio Caló, pudo Bertinat tener un lugar destacado en la central obrera afin al kirchnerismo. De hecho es vocal titular en la CGT oficialista.
La ruptura de Acuña con el gobierno nacional, hace que Bertinat esté tironeado entre su obligación de defender al intendente de Hurlingham, y su necesidad, como representante de la CGT, de encuadrarse en el proyecto nacional que encabeza Cristina Fernández de Kirchner, .
Por ejemplo, el pasado 17 de abril, luego de que le prendieran fuego el auto al concejal Miguel Quintero, el Sindicatode Trabajadores Municipales, emitió un comunicado, pero no fue en repudio del atentado sufrido por Quintero, que además de concejal había sido hasta ese día, el número 2 de ese Sindicato, el comunicado fue para dejar «expresamente claro» que el Sindicato «acompaña con convicción, como siempre, la gestión del compañero peronista a cargo del municipio, Sr. Intendente Don Luis Emilio Acuña».
En el comunicado, además de destacar la buena predisposición de Acuña por el aumento otorgado a los empleados del sector, se planteó también que «la persona que no comparta la misma ideología política no está obligado a formar parte de esta entidad, dándole la libertad a la Comisión Directiva del sindicato de solicitarle la renuncia al cargo que desempeñe en este querido sindicato».
Este comunicado, que lleva la firma de la mesa directiva del gremio de Hurlingham, dio a conocer una metodología que podría aplicar la Confederación General del Trabajo en contra de Bertinat.
Distintas versiones periodísticas aseguran que el metalúrgico Antonio Caló le dijo al titular de la Federación de Municipales, Oscar Ruggero: «O Bertinat se pone en sintonía con la línea de la CGT, o tiene que dejar el lugar a otro compañero».
Lo mismo que Humberto Bertinat le dice a los que no están de acuerdo con Acuña.