Acuña se va quedando solo

    HURLINGHAM – Los cimientos del andamiaje político que construyó a lo largo del tiempo el intendente Luis Acuña siguen crujiendo. Es que a las resonantes renuncias semanas atrás de dos concejales ahora se sumó la del secretario Administrativo del Concejo Deliberante, Mario Enrique Pérez, quien se sumará a las filas de Hurlingham con Cristina.

    Las fisuras son cada vez más profundas, como consecuencia de la interna territorial desatada luego de que el jefe comunal decidiera tomar otro rumbo y alejarse del Gobierno Nacional. Como nunca antes había ocurrido, los ediles comenzaron poco a poco a desafiar a Acuña. El primer paso lo dio la presidenta del Concejo Deliberante, Hilda López, quien con su renuncia al cargo pateo el tablero de la política local, tras largos años de ser una de las dirigentes más cercanas al intendente.

    Marcando las diferencias políticas, López dejó la presidencia del cuerpo para seguir desde su banca de concejal construyendo un espacio que represente en Hurlingham las políticas que impulso, y sigue llevando adelante, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

    Días más tarde y por los mismos motivos políticos se sumó la dimisión del Concejal Mario Palleiro al bloque del oficialismo local. Así el edil se alejó de las filas que responden a Acuña para marcar las diferencias y sumarse a las filas de la agrupación kirchnerista.

    Ahora las grietas políticas en el Concejo Deliberante de Hurlingham se acentuaron con la renuncia de Pérez. El ahora ex secretario Administrativo decidió sumarse a las filas de Hurlingham con Cristina.