Ladrones vestidos de empleados de la autopista robaron más de medio millón de pesos en un peaje

TIGRE- Dos delincuentes armados robaron unos 600.000 pesos de la recaudación de las oficinas del peaje del Ramal Tigre de la Ruta Panamericana, en San Isidro, a las que ingresaron vestidos como empleados de la empresa concesionaria del servicio para engañar a los administrativos y lograr que les abrieran la puerta.

Fuentes policiales informaron que el hecho que se dio a conocer hoy ocurrió el último sábado alrededor de las 15.50, en momentos en que había pocos operarios pero mucho tráfico de personas que iban a pasar la tarde a la costanera de Tigre.

De acuerdo con el relato de los voceros consultados, en esas circunstancias tres hombres a bordo de un automóvil color gris estacionaron en el playón adyacente al peaje, situado a la altura del kilómetro 21,5 de la autopista Panamericana.

Dos de los ocupantes del auto, vestidos con el uniforme que utilizan los trabajadores de la empresa Autopistas del Sol, se acercaron hasta la puerta de ingreso del edificio de oficinas, a pocos metros de los peajes, y tocaron el timbre.

Un supervisor operativo, uno de los únicos dos administrativos presentes en la oficina, los observó a través de una cámara de seguridad, al verlos con la ropa de la empresa no sospechó nada y entonces les abrió las dos puertas de vidrio existentes entre el playón y la planta principal.

Una vez en el interior, los ladrones extrajeron armas de fuego, le dijeron al hombre que se trataba de un asalto y uno de ellos lo redujo mientras su cómplice subió al segundo piso en busca del otro administrativo que se encontraba trabajando.

Cuando tuvieron a ambos controlados, los asaltantes les ordenaron que les entregaran todo el dinero de la recaudación.

Así, los delincuentes tomaron varias bolsas con dinero en billetes y hasta en cambio en monedas de la recaudación del día y, ya con la asistencia del tercer cómplice, las fueron cargando en el auto en el que habían llegado.

Finalmente, maniataron a los empleados de la oficina con precintos plásticos, volvieron a su vehículo y escaparon antes de llamar la atención de las autoridades.

Tan pronto como las víctimas pudieron liberarse, llamaron al servicio de alerta 911 y relataron lo que había ocurrido, por lo que poco después se presentaron en el lugar los efectivos de la Jefatura Departamental Conurbano Norte.

Los policías montaron un operativo rastrillaje por la autopista en busca del auto de los ladrones, aunque no obtuvieron resultados.

En tanto, los investigadores del caso analizaron las grabaciones de las cámaras de seguridad de Autopistas del Sol, en una de las cuales quedó captada la imagen de los ladrones al entrar y salir del edificio.

Además, ya solicitaron también las filmaciones de cámaras del municipio con la intención de identificar el auto en el que se trasladaban y la ruta que siguieron luego de cometer el ilícito.

Si bien aún la empresa no había realizado un arqueo detallado para saber el monto exacto de lo robado, los pesquisas estimaban que la suma ascendería a por lo menos 600.000 pesos.

Una de las principales líneas investigativas es que los delincuentes pudieron tener colaboración interna de la propia empresa a la hora de hacer la inteligencia previa al golpe.

«Contaban con información privilegiada», aseguró hoy a Télam un alto jefe policial, en referencia a que los ladrones sabían cómo era el funcionamiento operativo del peaje en ese día y horario, con poco personal, y que además habían conseguido uniformes muy similares a los de los operarios de la empresa.

Interviene en la causa el fiscal Patricio Ferrari, titular del Área Criminal del Departamento Judicial San Isidro.