Se recomiendan extremos cuidados en la manipulación de alimentos con las altas temperaturas

 

BUENOS AIRES- El Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) difundió  recomendaciones para la correcta manipulación de los alimentos durante el verano y las altas temperaturas, para evitar contraer Enfermedades Transmitidas por Alimentos (ETAs).

Las sugerencias elaboradas por el INTI permiten asegurar que los alimentos sean aptos e inocuos y resguarden la salud de quienes los consuman evitando enfermedades, señaló el organismo mediante un comunicado.

Por ello, sugiere que al comprar alimentos en el supermercado dejar para el final los refrigerados, de manera que se expongan el menor tiempo posible a la temperatura ambiente y almacenarlos inmediatamente en la heladera al llegar al hogar.

Para prevenir la contaminación cruzada, es importante almacenar los alimentos cocidos en los estantes superiores de la heladera y los crudos en los inferiores y en recipientes cerrados.

Asimismo, para evitar este tipo de contaminación es necesario, al momento de procesarlos utilizar diferentes tablas y utensilios, o bien, lavarlos y desinfectarlos correctamente.

El organismo, recuerda, además que los alimentos no perecederos deben estar en un ambiente fresco y seco y que los huevos deben almacenarse a temperaturas de entre 8 a 15 grados centígrados para su correcta conservación y ser lavados únicamente al momento de utilizarlos.

Todos los alimentos deben mantenerse protegidos dentro de recipientes plásticos con tapa o empleando papel film para cubrirlos.

El INTI recuerda que nunca se deben descongelar los alimentos a temperatura ambiente. Para ello se debe bajarlos del freezer a la heladera, colocarlos bajo un chorro de agua fría continua en un envase cerrado o en horno microondas, siempre y cuando se consuma inmediatamente.

Antes de consumir frutas y hortalizas crudas es necesario lavarlas con abundante agua y desinfectarlas colocándolas en agua con lavandina (10 gotas de lavandina por litro de agua) durante 10 minutos. Por último deben enjuagarse bien para eliminar los restos del producto químico.

El organismo destaca que es indispensable lavarse las manos frecuentemente, especialmente luego de utilizar el sanitario, manejar residuos, sonarse la nariz, estornudar, toser, tocarse el pelo o cualquier parte del cuerpo, manipular alimentos crudos o realizar actividades de limpieza.

Para almacenar alimentos sobrantes siempre hay que hacerlo dentro de la heladera, nunca a temperatura ambiente, por ejemplo dentro del horno o sobre la cocina.

Los alimentos cárnicos deber cocinarse muy bien, en particular las hamburguesas, para asegurar la cocción completa hay que asegurarse que la carne no desprenda jugos rosados.

En vacaciones y al momento de manipular alimentos en la playa es necesario que los mismos se mantengan dentro de un conservador y asegurándose que estén correctamente refrigerados durante todo el tiempo de almacenamiento.

En caso de preparar un sándwich es aconsejable colocar los aderezos al momento de consumirlo.

Cuando se elaboren alimentos es necesario enfriarlos un tiempo suficiente bajo refrigeración y luego colocarlos dentro de la conservadora. Nunca colocarlos calientes en la misma.