Acuerdo paritario con docentes 

Tras acordar con los estatales, el gobernador Axel Kicillof llegó a un acuerdo paritario  con los docentes y cerró el frente de conflicto más importante que se le abrió tras la suba otorgada a la policía.

La propuesta, que logró el voto de los gremios que integran el Frente de Unidad Docente, incluye una suba al básico del 15% -distribuido 6,5% retroactivo a septiembre y 8,5% a partir de diciembre- más una mejora del 30% en las asignaciones familiares y el monitoreo del acuerdo en el último mes del año para evitar que los salarios queden por debajo de la inflación. Si se suma el 17,6% otorgado en la primera parte del año, el aumento acumulado supera el 32 por ciento.

El acuerdo lleva al salario inicial del maestro de grado, que hoy está en 31.059 pesos, a 36.003 en diciembre, es decir una suba de 5 mil pesos. En tanto, un docente con la mayor antigüedad -24 años o más- pasará de 42.003 pesos a 48.854 pesos, y un director de primera categoría pasará a cobrar entre 57 mil y 81 mil pesos, de acuerdo a los años de servicio que tenga. En el caso de los profesores, por 20 módulos percibirán 51.553 pesos en diciembre si recién ingresan a la actividad docente; 61.514 pesos si tienen 12 años de antigüedad y 75.645 pesos si ya llevan 24 años o más en el cargo.

Los gremios FEB, SUTEBA, SADOP, AMET, UDOCBA y AMET respondieron por la tarde, tras debatir con las bases la oferta. El secretario general del SUTEBA, Roberto Baradel, sostuvo: «La propuesta que nos hicieron y el reconocimiento a todo el esfuerzo y el compromiso de los docentes es fruto de nuestras demandas y del Frente de Unidad Docente» y recordó que en los últimos 4 años fueron «perseguidos».

El titular de Udocba, Miguel Díaz, señaló a Tiempo que la oferta fue aprobada por amplia mayoría. «Entendemos el esfuerzo del gobierno y el reconocimiento hacia los docentes con esta propuesta, por supuesto que no pudimos recuperar el salario que perdimos durante el macrismo pero aspiramos a ir recuperándolo a medida que mejore la economía», dijo.

La propuesta que convenció a los sindicatos llegó en la tercera reunión paritaria con el sector, luego de una primera oferta rechazada por «insuficiente» y tras el acuerdo logrado el miércoles pasado con los gremios estatales UPCN, ATE y FEGEPPBA, que representan a  trabajadores de la ley 10.430.

Si bien los docentes y el resto de los gremios venían reclamando un aumento salarial desde junio, el conflicto con la Policía bonaerense hace un mes puso el tema en agenda y obligó al Ejecutivo a retomar la discusión paritaria que había quedado en stand by por la pandemia.

Tras el acuerdo con los maestros, el gobierno buscará en los próximos días cerrar la negociación con los trabajadores judiciales y los médicos, que fueron convocados para el martes 13 y el lunes 19. Son los dos sectores que restan para terminar la discusión salarial antes de comenzar la negociación por el presupuesto 2021 y la ley impositiva que el Ejecutivo prevé enviar a fines de octubre a la Legislatura.

Clases presenciales

También este sábado Kicillof anunció cómo será el esquema de aperturas graduales en el Conurbano que regirá a partir del 19 de octubre y confirmó que volverán las clases presenciales, de manera progresiva, en 24 municipios del interior de la provincia, donde las condiciones epidemiológicas lo permiten. Los gremios resisten la idea.

En conferencia de prensa, el mandatario habló del acuerdo firmado el jueves en el marco del Consejo Federal de Educación y pidió «no hacer marketing» con las clases en un mensaje directo al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. «Queremos que se honren los acuerdos (del Consejo Federal) y no se busquen titulares grandilocuentes; que no se busque marketing con esto. Los países que volvieron a la presencialidad tuvieron que retroceder», dijo antes de explicar que la presencialidad escolar es «una tarea muy compleja» y que implica «mucho riesgo».

Los distritos que, según el gobierno, presentan riesgo epidemiológico bajo son: Chivilcoy, Daireaux, Saavedra, Bragado, Tres Lomas, Lobos, Lezama, Salliqueló, Alberti, General Lavalle, Adolfo Alsina, Monte Hermoso, 9 de Julio, Puan, 25 de Mayo, Tordillo, Guaminí, Monte, General Lamadrid, Rauch, Florentino Ameghino, Carlos Tejedor, González Chaves y Chascomús. Ahora comenzará una ronda de consultas con intendentes, directivos y docentes antes del retorno, conforme a las pautas establecidas en el Plan Jurisdiccional que aprobó el Ministerio de Educación nacional. Primero habrá una instancia de capacitación a las autoridades puesta a punto de la infraestructura de cada escuela. Luego volverán los docentes y auxiliares y, por último, los alumnos.

Los estudiantes que tendrán prioridad en la primera etapa de la vuelta segura a clases en los 24 distritos del interior bonaerense son los que cursan el último año de la escuela primaria y secundaria y tuvieron problemas con la continuidad pedagógica en estos meses de pandemia. Asistirán tres veces por semana para abordar los “contenidos prioritarios” y en grupos de no más de 10 alumnos por aula. La jornada de clases durará 90 minutos y no tendrá recreo.

En una segunda etapa, según detalló la cartera educativa, serán gradualmente convocados los demás estudiantes. Se priorizará a todos los del último y primer año de los niveles primario y secundario, a hijos e hijas de trabajadores esenciales y de la educación, hasta incorporar progresivamente al resto de la matrícula.

Entre otras pautas, el protocolo oficial indica que se les tomará la temperatura a los alumnos al ingresar y que deberán sanitizar la mochila antes de salir de los hogares y al llegar a la escuela, lavarse las manos en períodos máximos de 90 minutos y al manipular objetos, y evitar compartir útiles, comidas y bebidas.

 

(Fuente Tiempo ArgentinoPor Jorgelina Naveiro)

DEJA UNA RESPUESTA