Mientras despiden empleados y cierran textiles en el país un aluvión de argentinos va de compras a Chile

CHILE- La crisis en la industria textil argentina se agrava, al punto que en Tucumán hay 1.200 trabajadores suspendidos en cuatro fábricas.

Mientras tanto, el boom por los precios baratos en ropa e indumentaria en Chile provocó que este fin de semana se registraran grandes demoras para cruzar al país vecino por el Paso de los Libertadores, donde hubo hasta 15 kilómetros de cola.

Así, los automovilistas que partieron desde Mendoza durante la madrugada del sábado se encontraron con una espera superior a las 8 horas para cruzar hacia el país vecino. Mejor suerte tuvieron quienes eligieron viajar en micro ya que la demora fue menor.

Según informaron desde Migraciones, hasta el viernes a las 12 de la noche pasaron 7.600 personas y el sábado hasta las 18.30 salieron 6.500 personas, mientras que ingresaron 6.000. Se calcula que unas 15.000 personas fueron de tour y volvieron durante el fin de semana largo.

En la frontera de Paso de los Libertadores estuvieron habilitadas las siete cabinas interiores: dos para micros y cinco para particulares, pero no alcanzó para evitar las grandes demoras de los argentinos que viajaron a Chile en busca de mejores precios en vestimenta y calzado.

Cada pasajero tiene hasta 150 dólares de franquicia y los menores de 16 años, 75 dólares. En caso de grupo familiar directo, pueden sumarse los montos: una familia tipo de cuatro integrantes puede ingresar sin pagar impuestos hasta 450 dólares.

El aluvión de compras a Chile, además de afectar a las textiles argentinas, impacta en el comercio interno. La Federación Económica Mendoza confirmó el pésimo momento del comercio con una caída en septiembre del 8,24% con respecto a igual mes del año pasado.

La apertura de las importaciones impulsada por Mauricio Macri está provocando una fuerte crisis en la industria textil, señalan voceros de ese sector.

En Tucumán, los problemas en las empresas textiles se acentuaron y más de 1.200 trabajadores afrontarán suspensiones y adelanto de vacaciones hasta fines de octubre. En la Asociación Obrera Textil confirmaron esta situación, que llevará a una reducción del salario de alrededor de un 30% en varios casos.

fabricas-textiles

El apoderado del gremio, Luis Salado, afirmó que algunas empresas radicadas en la provincia anunciaron medidas ante la caída de la producción o el sobrestock de productos; esta situación tiene su raíz en la baja del consumo interno y la apertura de las importaciones.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA