Alicia Castro indignada ante la acusación de que Cristina utiliza Malvinas como cortina de humo

BUENOS AIRES-  La embajadora argentina ante el Reino Unido, Alicia Castro, calificó  como «insultante» que el diario británico Daily Telegraph haya señalado que la presidenta Cristina Fernández utiliza el reclamo sobre las Islas Malvinas como «cortina de humo» ante problemas internos.

Ese diario británico publicó días atrás una nota donde señalaba que la jefa del Estado utiliza el reclamo por las Islas para ocultar la «dramática ralentización» de la economía y la caída «en picada» de su popularidad, «40 puntos, a sólo 24 por ciento», entre otros temas.

En el artículo se cuestionó también las medidas económicas, la política petrolera y las relaciones entre el gobierno argentino y el de Venezuela de Hugo Chávez, al que el diario calificó como «un socialista autoritario».

«Llama la atención la superficialidad de las crónicas y la falta de conocimiento sobre los temas de interés para América Latina», advirtió Castro en un artículo de aclaración que envió al Daily Telegraph con pedido de publicación.

Señaló la embajadora que «para emitir juicios de valor sobre América Latina, en lugar del prejuicio y una arrogante visión eurocéntrica, los medios de comunicación debieran usar otros recursos disponibles: los hechos y la historia».

«El comentario del Telegraph acerca de nuestra ‘utilización’ de la cuestión Malvinas como cortina de humo es insultante para la Argentina y para todos los países de la región que rechazamos la existencia de un enclave colonial al sur de nuestro continente», enfatizó para aclarar que «el reclamo para resolver pacíficamente la controversia, es apoyado por la comunidad internacional».

Para reafirmar su postura, la diplomática adjuntó párrafos de un artículo escrito en 1983 por el recientemente fallecido historiador británico Eric Hobsbawm donde cuestionó a su gobierno por la guerra de Malvinas que fue, dijo, una «operación básicamente relacionada con la política británica y el clima político británico» y «permitió una suerte de toma del poder a los thatcherianos».

Alicia Castro se tomó entonces de esta opinión para advertir que «mientras el gobierno británico continúa aumentando peligrosamente la militarización del Atlántico Sur, Argentina continúa haciendo su reclamo pacífico y un llamado al diálogo, a la altura de las políticas del siglo XXI».

En el camino de replicar la nota del Daily Telegraph, la embajadora recordó que en la edición del mismo día de ese medio se publicó que gran cantidad de españoles emigraron a la Argentina para escapar de la crisis en su país.

«Esos jóvenes eligen vivir en un país que les ofrece un futuro, porque tenemos una política migratoria amigable, universidades gratuitas y una economía que ha mostrado las más altas tasas de crecimiento en los últimos nueve años», enfatizó.

Aclaró entonces que «ni la Argentina ni la República Bolivariana de Venezuela implementan las políticas de recortes a la salud, la educación o el empleo que amotina a los «indignados» en las principales capitales europeas.