Andrea Frigerio: «El Ciudadano Ilustre es un cuento bien contado”

BUENOS AIRES- En El Ciudadano Ilustre  Frigerio interpreta a Irene, la novia joven de Daniel Mantovani que se quedó en el pueblo con una vida chata y no siguió al que después sería el primer Premio Nobel de Literatura argentino.

El filme de Gastón Duprat y Mariano Cohn se estrenó en Argentina, con los ecos de lo que todavía se sigue comentando en el Lido, donde figura tercera en la tabla de mejores películas del festival para la prensa italiana y primera en la consideración del público.

Télam: ¿Cómo surgió tu convocatoria para el papel de Irene?

Andrea Frigerio: Directamente me convocó Gastón (Duprat) en la casa de un productor, yo no los conocía, me mandaron el guión y me gustó mucho el personaje porque era muy distinto a lo que me ofrecieron toda la vida y yo buscaba algo así para componer, pero esto pasó hace muchos años, cuando el proyecto todavía estaba verde y parecía que se hacía y después se caía; incluso me acuerdo que me encontré en esa época en una fiesta a Oscar Martínez y le dije que íbamos a trabajar juntos y él me dijo que pensaba que la película no se iba a hacer, yo le insistía que sí y se lo dije el otro día cuando nos aplaudían a rabiar en la función de gala y me dijo: «Sí, tuviste razón», fue una película muy difícil de hacer, los chicos (por Gastón Duprat y Mariano Cohn) estuvieron cinco años con esto.

T: ¿Por qué decís que era un personaje distinto a los que habitualmente hacés?

AD: Porque a mí siempre me convocan para hacer una señora de clase alta, como elegante, fría, distinguida, hay como un estereotipo conmigo y es difícil que me llamen para hacer un personaje como Irene, que es una mujer de pueblo, que fue linda e inteligente pero con falta de valentía, sin determinación, no sé si por sus circunstancias o por su personalidad pero se quedó como enterrada en el pueblo sin poder desarrollar su potencial, un personaje sin coraje.

T: ¿Qué pensás que expresa la película?

AD: Para mí habla de la condición humana, cada personaje tiene su color definido, yo en Irene veo la falta de valentía y determinación, en su marido (Dady Brieva) veo lo animal del ser humano, la irracionalidad, el tipo que vive porque hay agua y aire y sale para adelante; en Mantovani (Oscar Martínez) veo el tipo que es inteligente, que no se conforma con lo que le tocó en la vida y trata de lograr el lugar en el mundo que le guste.

T: ¿Y cuál es la máxima virtud que tiene?

AD: Tiene eso de «pinta tu aldea y pintarás el mundo» y plantea esta cuestión de la humanidad de unirse en contra del distinto, donde te sentís seguro si pertenecés a un grupo aun cuando el grupo esté equivocado, porque si estás ahí estás protegido y no importa nada más; es algo que tiene que ver con el origen animal del hombre, el débil es expulsado, el distinto también, la manada busca el espíritu de manada como una forma de protegerse frente a lo que no conocemos. Si lo pensás detenidamente, somos un montón de seres girando a velocidad inusitada sobre una roca, no se sabe hasta cuándo ni hacia dónde, y tenemos pánico, que unos lo transitan de una manera y otros de otra, entonces la mejor solución parece que es estar agarrado del otro aunque si explota todo igual vas a explotar por más agarrado que estés, el ser humano busca protección, hace tribu.

T: ¿Cómo viviste el Festival de Venecia?

AD: Me impresionó, en realidad no sabía adónde venía ni me preparo mucho para nada, me encanta que la vida me sorprenda, y el Festival me sorprendió muchísimo y gratamente, no me imaginé que era algo tan imponente, tan impactante y después del aplauso sostenido que hubo en la función de gala de tanto tiempo no sabía qué hacer, porque primero sonreís ¿pero después? te siguen y te siguen aplaudiendo.

T: ¿Por qué pensás que la película es importante para el público argentino?

AD: Porque es un cuento bien contado, porque es profunda, porque te hace reír, porque tiene una ironía incómoda que te deja pensando, porque te hace ponerte en distintos lugares al mismo tiempo y a todos los personajes que ves los reconocés en vos o en alguien cercano y, básicamente, porque es una gran película.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA