Un homenaje, dos actos y algo de historia

    Por Raúl Coria

    HURLINGHAM- El 7 de septiembre de 1970, en la esquina de las calles Villegas y Potosí, a las 20.15 hs, en pleno centro de la ciudad William Morris partido de Morón en aquel entonces, hoy distrito de Hurlingham, en la esquina donde funcionaba la pizzería La Rueda, caían abatidos dos de los responsables máximos de la agrupación Montoneros, Gustavo Ramus (22 años) y Fernando Abal Medina (23 años).

    Ese día se encontraban dentro de la pizzería Abal Medina, Sabino Navarro, y Luis Rodeiro. Afuera, y en plan de vigilancia estaban Ramus y Carlos Capuano Martínez. Una semana antes Abal Medina, Ramus y otros integrantes de la agrupación habían asaltado la sucursal Ramos Mejía del Banco de Galicia, método habitual de la agrupación para hacerse de efectivo y así llevar adelante sus actividades. De ese operativo se habían llevado 36.000 dólares. A causa de ese asalto la imagen de la mayoría de ellos era expuesta en carteles de “buscado”. De esa manera el dueño de la pizzería reconoce a Abal Medina y da aviso a la policía.

    Un patrullero de la policía de la provincia se acercó a la pizzería con cuatro agentes. Dos de ellos entraron y se dirigieron a la mesa donde se encontraban Abal Medina y sus compañeros a pedir documentos.

    Navarro quiso sacar su arma pero Medina se lo impidió ya que portaba una placa falsa de la policía y con eso hizo que los policías se fueran. El problema surgió en la calle ya que los otros policías comenzaban a batirse a tiros con los que se encontraban de vigilancia.

    Abal Medina murió de un tiro en el pecho al intentar salir de la pizzería y Gustavo Ramus en la calle. al sacar una granada que le explotó en la mano. Los demás lograron escapar, menos Luis Rodeiro, el único que estaba desarmado y cayó detenido.

    En conmemoración de aquel trágico enfrentamiento, cada 7 de setiembre se recuerda como “el día del militante montonero”. En esta oportunidad, y al cumplirse 42 años del hecho se realizaron dos actos. El primero de ellos, donde asistieron unas cincuenta personas, convocado por la Organización Libres del Pueblo (OLP), liderada por el ex comandante montonero Roberto Cirilo Perdía a cuyo acto adhirieron la agrupación Quebracho entre otras agrupaciones no alineadas con el gobierno nacional. La segunda fue convocada por las agrupaciones Kolina, Tupac Amaru, Nuevo Encuentro y diversas agrupaciones de derechos humanos. En este caso unas trescientas personas acompañaron a los organizadores quienes en un improvisado escenario leyeron las notas de adhesión y una carta abierta de Susana Ramus, hermana de Gustavo. Homenajearon a sus compañeros caídos ese día y los diferentes oradores resaltaron la lucha que llevaron adelante los integrantes de las diferentes agrupaciones que participaron de la lucha armada y criticaron duramente a los medios monopólicos que permanentemente critican al gobierno nacional.