Lapidario informe de la UCA : Hay 1.400.000 nuevos pobres en la Argentina

BUENOS AIRES- Casi un millón y medio de personas cayeron en la pobreza como consecuencia de las medidas económicas de los primeros meses del gobierno de Macri, según el último relevamiento del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina. Además, el índice de indigencia pasó de 5,3% a 6,2% en el primer trimestre del año.

El Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA) advirtió que hay 1,4 millones de nuevos pobres en los primeros cinco meses de la gestión Cambiemos. El informe alertó sobre la necesidad de “una distribución socialmente más equitativa de los costos del ajuste” puesto en marcha por el gobierno de Mauricio Macri. La UCA contabilizó un total de 13 millones de pobres, que implican un salto del 29% de fines de 2015 al 32,6% en abril. Además, en el primer trimestre del año, 400 mil personas cayeron en la indigencia.

Según el documento, el índice de indigencia pasó de 5,3% de diciembre de 2015 al 6,2% de finales del primer trimestre de este año. De acuerdo con el relevamiento, los nuevos pobres son integrantes de hogares de clases bajas, que no tienen empleo formal y en su mayoría con niños.

El trabajo, titulado «Tiempo de balance: deudas sociales pendientes al final del Bicentenario. Necesidad de atender las demandas del desarrollo humano con mayor equidad e inclusión social», fue presentado ayer en el campus Puerto Madero de la UCA. El informe toma en cuenta para el análisis datos desde 2010 hasta 2015 y apunta tanto a «los graves errores cometidos en materia de política socioeconómica» de los últimos años, por no haber contribuido a erradicar la «pobreza extrema», como a los «costos sociales que están generando las medidas de ajuste importante durante los últimos meses».

El sociólogo Agustín Salvia, coordinador del observatorio, señaló que el Gobierno “confía en lograr un derrame de inversiones, empleo y bienestar” que, a su juicio, va de la mano de una “dolorosa transición en materia social”. Advirtió además que “el mayor riesgo social no sólo lo están experimentando los segmentos de la población más vulnerables que dependen de la ayuda social, sino también millones de hogares que fundan su subsistencia en trabajos precarios, pequeños comercios y trabajadores eventuales”.

Salvia cuestionó que esos sectores “no han sido objeto de una especial protección social frente a la actual fase de caída del consumo, aumento de los precios y mayor riesgo de despido o caída de la actividad”. Lo definió como “un segmento al cual no llegan los aumentos por paritarias, ni las tasas de interés favorables, ni las tarifas sociales, ni el salario familiar, ni los aumentos en los programas sociales”. En ese segmento vulnerable de la clase media o baja se ubicarían los “nuevos pobres” que “emergen de medidas normalizadoras –según Salvia- adoptadas por el actual gobierno”.

El coordinador del informe destacó que “es factible que el gobierno necesite ganar tiempo para que la economía comience a crecer y para generar confianza en que un futuro distinto es posible”, pero resaltó que “muy poco se logrará si durante este duro tránsito no hay una distribución socialmente más equitativa de los costos del ajuste y de los recursos disponibles”.

 

DEJA UNA RESPUESTA