«La AUH fortaleció que los chicos coman en su casa en lugar de hacerlo en la escuela o en un comedor barrial»

BUENOS AIRES-Lo afirmó la directora Ejecutiva del Centro de Estudios y Desarrollo de Políticas (Cedep), Roxana Mazzola, y relativizó la importancia de los comedores escolares en la alimentación de los niños.

«No sé hasta qué punto el sistema educativo tiene que dar de comer, sino que lo que hay que recuperar es que eso suceda en las propias familias. Y en esa dirección van las políticas planteadas en los últimos años», remarcó Mazzola a Télam.

La autora del libro «Nuevo Paradigma, la Asignación Universal por Hijo en la Argentina» señaló que con la AUH «los chicos pudieron volver a recuperar la comensalidad en la casa».

Precisó que la asignación permitió «incorporar comidas en la casa que antes se hacían en los comedores barriales o en la escuela», y subrayó que «se fortaleció el comer en casa».

«No sé hasta qué punto el sistema educativo tiene que dar de comer, sino que lo que hay que recuperar es que eso suceda en las propias familias» Remarcó que «en la época de la crisis -finales de los `90 y primeros años de los 2000- los comedores habían tomado un rol muy importante», y añadió que «los chicos necesitaban de esos lugares».

Sin embargo, puso de relieve que «hubo un decaimiento en la concurrencia a estos comedores, y perdió peso la vianda escolar en la alimentación de los chicos», porque subrayó que «se aplicaron políticas más activas en términos de inclusión».

«Se dejó de ir al colegio para comer», afirmó Mazzola, quien insistió: «No sé si tienen las instituciones educativas que dar de comer.

Hay que fortalecer que los chicos coman en su casa, implementar políticas más específicas en términos de nutrición y de las formas de educación alimentaria».

Planteó que «en lugar de preocuparse porque en los comedores les den platos de comida, lo fundamental para los sectores populares es que haya más comida en sus casas».

«A los comedores barriales, que tuvieron su pico de concurrencia a fines de los `90 y especialmente con la crisis de 2001, en los últimos años, sobre todo luego de implementarse la AUH, ya no va tanta gente», aseguró la especialista en Políticas Sociales y Derechos de Infancia y Adolescencia.