Mujer policía amamantó a niña abandonada

Fue instintivo. Se desabrochó la camisa del uniforme y la puso en su pecho.
Verónica Dell es policía en Pilar y unos vecinos trajeron, hasta la comisaría una beba que había sido abandonada frente a una casa.
La criatura, de apenas días de vida, lloraba desconsoladamente. Tenía hambre. Verónica no lo dudó “me la llevé al pecho y la amamanté”.
Es que ella es madre de un varón y hace dos meses se reintegró a su trabajo. “Me costó mucho dejar a mi hijo para volver a trabajar” Por eso, cuando trajeron a la niña la policía se comportó como si fuera su propia hija de hecho, cuando le preguntaron qué sintió cuando la estaba amamantando respondió espontáneamente “Era como tener a mi bebé en brazos”
Además expresó que “el sentimiento de una mujer ante una bebé como ella es inexplicable, se encontraba tan indefensa…”
La bebé de no más de una semana de vida fue abandonada frente a una casa de Villa Astolfi, partido de Pilar. Estaba envuelta en una manta y sintieron su llanto proveniente de un sector ubicado debajo de una ligustrina frente a dicha casa. Una vecina la vio y la llevó directo a la comisaría donde se encontró con Verónica. Luego llegaron los médicos que constataron que la bebé estaba en buen estado de salud, abrigada y bien vestida y la llevaron al Hospital Meisner.
Los uniformados “bautizaron” a la niña Milagros Alejandra, “Milagros” por haberse salvado durante toda una noche a la intemperie y Alejandra porque es el segundo nombre de la oficial que la amamantó.

1 COMENTARIO

  1. Todavia hay gente buena como Veronica … yo soy mama, y no puedo comorender el aboando a un hijo, y es cierto, es instintivo, cualqueir madre en epoca de lactancia hubiea tenido ese impulso. Te felicito!!

Comments are closed.