Abogado asaltado en Morón

Mario Luquis vivió una pesadilla. Fue capturado por delincuentes cuando se detuvo en un semáforo y como se negó a ir a su casa, donde estaba su familia fue golpeado salvajemente.
La víctima fue asaltada por cuatro ladrones armados cuando volvía del dentista en su Volkswagen Vento y estaba parado en un semáforo, a dos cuadras de la Autopista del Oeste, en Morón, en la calle Yapeyú y República. Alli se puso a la par un Fox negro con cuatro hombres armados que bajaron y lo rodearon. El abogado quiso darles el auto pero los delincuentes lo golpearon.
Los malvivientes insistieron en que Luquis los llevara a su casa, pero como él se negó lo golpearon en la cabeza, cara y boca. Luego lo arrastraron y lo metieron en la parte trasera del auto.
“Todo el tiempo amenazaban con matarme, con abusar de mi familia”- contó a los medios “Fue terrible. Jamás me había pasado sentir tanto miedo; no solo por mí sino por el daño que le podían hacer a mi familia”
El abogado les dio su celular, un GPS, relojes y una cámara de fotos además de dinero en efectivo pero ellos insistían en que lo llevaran a su casa para apropiarse de dinero que tendría guardado allí.
Luquis también relató que: “los delincuentes se comunicaban por handies e iban de un lado a otro esquivando controles policiales” diciendo entre ellos que “había mucha gorra”. “Creo que por eso terminaron dejándome”, contó la víctima.
Al llegar a Lomas del Millón, en La Matanza, los delincuentes lo obligaron a Luquis a bajar del auto. “Corré y no te des vuelta”, le dijeron. El abogado reconoció que las piernas le temblaban. Los ladrones se fueron con su auto pero lo abandonaron a pocas cuadras.
Allí lo ayudó una mujer del Foro de Seguridad, que llamó al 911 y lo llevó al hospital.