Impulsan actividades educativas y laborales en la cárcel de Olmos, la más poblada de la Provincia

En el marco del programa “Más trabajo, menos reincidencia” y con el objetivo de impulsar actividades educativas y laborales, se llevó a cabo hoy una recorrida por el Centro Universitario y los Talleres de la Unidad Penitenciaria N° 1 de Lisandro Olmos de la que participaron el ministro de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, Julio Alak, y el Presidente del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Nacional (INAES), Mario Cafiero.
La actividad constó de una visita al Centro Universitario “Ana Goitía de Cafiero”, un espacio ubicado dentro de la cárcel en el que transitan las carreras de grado casi un centenar de privados de libertad.
Las autoridades del Centro de Estudiantes compartieron las iniciativas que llevan adelante para estimular a los internos a avanzar en sus logros educativos.
Alak felicitó a los alumnos privados de libertad por los proyectos que llevan adelante y manifestó su alegría al ver que se esfuerzan por capacitarse y ayudar a otros internos. “Les pido que ayuden a los alumnos que culminan la Primaria para que se anoten en la Secundaria, la intención es que haya cada vez más acceso a la educación formal”, agregó el ministro.
El Centro Universitario lleva el nombre de Ana Goitía, esposa del ex gobernador bonaerense Antonio Cafiero, por haber sido una propulsora de iniciativas innovadoras para el cumplimiento de la pena, y quien dejó un grato recuerdo por impulsar actividades culturales y artísticas, así como transcripciones al sistema Braille en la población carcelaria.
Brian, de 25 años, oriundo de Los Polvorines, es uno de los alumnos universitarios y contó que “a este espacio lo apreciamos muchísimo. Es el lugar que tiene vida dentro de la cárcel. La matrícula de universitario llega a casi cien, pero acá vienen decenas de compañeros para tomar cursos informales como reparación de PC, Inglés, Asesoramiento jurídico e Historia del Siglo XX, entre otros”.
La idea de la visita fue escuchar las ideas que tienen los privados de libertad para mejorar la calidad educativa, y quedó en agenda analizar soluciones para acceder con mayor conectividad a clases virtuales en esta época de pandemia.
La recorrida continuó por los talleres que funcionan en el penal: tornería, fábrica de fideos, tapicería, herrería, la planta de reciclado de residuos tecnológicos, la colchonería y el espacio de capacitación en mecánica de motos, entre otras áreas.
Acompañaron el Jefe del Servicio Penitenciario Bonaerense, Xavier Areses, el Director General de Asistencia y Tratamiento, Pablo Bonafé, el Subdirector General de Trabajo Penitenciario, Néstor Gascué, el Jefe del Complejo Penitenciario Lisandro Olmos, Carlos Palmieri y el director de la Unidad 1, Sergio Bagnasco.

DEJA UNA RESPUESTA