Volvía del cine con su mujer y lo mataron en la calle

LA PLATA- El episodio ocurrió, cuando Alfredo Galeano regresaba junto a su esposa en su auto a su casa de la calle 37, entre 3 y 4. Los investigadores intentan determinar si se trató de un homicidio en ocasión de robo o un crimen vinculado a una venganza.
Un fotógrafo profesional fue asesinado de dos disparos cuando llegaba a su casa de La Plata tras ir al cine con su esposa, y los investigadores intentaban determinar si se trató de un homicidio en ocasión de robo o vinculado a una venganza.
El titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 de La Plata, Marcelo Romero, aseguró que «el móvil no parecería ser el robo, ya que no le falta nada a la víctima, tiene el celular, la billetera, las llaves del auto y el auto».
«Había ido al cine con la esposa, al llegar a la casa la mujer entró y ahí fue cuando recibe los dos disparos por la espalda», detalló el fiscal, quien remarcó que no hay testigos presenciales, sino sólo personas que escucharon los disparos.
«No se oyeron ni gritos ni discusiones previas a los disparos, nada, sólo los disparos, lo que fortalecería la idea de que no se resistió a un robo», agregó Romero.
El fiscal explicó que en la cuadra donde está la casa de la familia Galeano no hay ninguna cámara se seguridad de la comuna, por lo que ahora se procura establecer si hay instalada alguna particular en un domicilio vecino.
«Ya se tomó declaración a la esposa, a un hermano y a otros allegados», dijo Romero, quien no obstante aclaró que aún no hay pistas sobre el móvil o él o los autores del homicidio.
Al momento del ataque, el fotógrafo regresaba con su esposa del cine y de comer en un local de comidas rápidas.
Al llegar a su vivienda, según la secuencia que explicó el fiscal, la esposa del fotógrafo bajó del auto e ingresó a su casa, mientras que Galeano se quedó adentro del vehículo poniéndole la traba al volante.
En ese momento, apareció alguien que, sin mediar palabras, le disparó al fotógrafo varios tiros que provocaron la muerte.
En la escena del crimen los peritos de la Policía Científica no encontraron vainas servidas, por lo que sospechan que el arma utilizada en el homicidio fue un revólver.
«El médico forense dijo que murió casi inmediatamente. Recibió dos disparos, uno en la zona lumbar y otro en la zona occipital. Le tiraron por la espalda», explicó el fiscal Romero.
Un vecino, cuya identidad no trascendió, recordó que Galeano tenía dos hijos a los que llevaba todas las mañana a un jardín de infantes.
«Es una locura lo que pasó, se oyeron tres o cuatro tiros y nada más», agregó el vecino, quien explicó que sólo salió a la calle a ver qué pasaba una vez que llegó un patrullero.
Los investigadores analizaban el teléfono celular de la víctima, para intentar establecer si recibió algún mensaje intimidatorio y tratar de reconstruir sus movimientos en los días previos al asesinato.
La causa judicial fue caratulada «homicidio simple» por el fiscal, que ordenó diversas diligencias con el fin de esclarecer el hecho.