Docentes provinciales amenazan con medida de fuerza

BUENOS AIRES- «Hoy es una movilización, mañana, si no se cumplen los acuerdos paritarios, van a tener otro conflicto en la provincia de Buenos Aires», dijo a la nutrida columna de docentes Roberto Baradel, secretario general del Sindicato Unico de trabajadores (Suteba).
La concentración del Frente Gremial Docente comenzó a las 10 ante el Congreso Nacional, desde donde los docentes se movilizaron con bombos y banderas hasta la Casa de la Provincia de Buenos Aires, ubicada en la avenida Callao 237, en el barrio de San Nicolás.
Baradel lamentó que al Ejecutivo provincial “no le parezca un problema el recorte de un 30% en el cupo de comedores y que pongan a las directoras a decidir quién come y quién no” en las escuelas de la provincia.
«Es así, no es un problema, es una vergüenza. Se les tendría que caer la cara de vergüenza bajar el 30% de los cupos para los comedores», reafirmó Baradel, que recordó que «dentro de los acuerdos paritarios estaba mejorar los comedores, no recortarlos».
De esta forma se refirió a uno de los puntos del acuerdo paritario firmado tras el paro de 17 días y que los docentes denuncian que está siendo incumplido, al igual que lo convenido en infraestructura escolar, cobertura de cargos, y el IOMA, la obra social del sector.
Además, Baradel se dirigió al gobernador bonaerense Daniel Scioli y le pidió «que en vez de rebajar el dinero para infraestructura, pagar fragmentado el aguinaldo, y recortar el cupo de comedores le exija a las empresas y terratenientes de la provincia que paguen lo que tienen que pagar para que el Estado provincial tenga los recursos para solventar una educación de calidad».
Por su parte, Mirta Petrocini, titular de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), que junto al Sindicato Argentino de Docentes Particulares (SADOP) también integra el Frente Gremial Docente, se dirigió al gobernador bonaerense y le reclamó que “active la provincia”.
Petrocini increpó: «¿Dónde está el Estado en la provincia de Buenos Aires? ¡Basta de escribir papelitos! La realidad la enfrentamos los docentes todos los días.»