Luis Acuña quiere vender el polideportivo

 
HURLINGHAM-El Concejo Deliberante de Hurlingham aprobó una ordenanza por la cual se autoriza al municipio a vender parte de las 22 hectáreas ubicadas entre el Camino del Buen Ayre y las calles Coronel San Martín o Segunda Vergara, Paso Morales y General Soler donde está emplazado el Polideportivo Municipal N° 1.

Esos terrenos que pertenecían al Ejército Argentino, fueron adquiridos luego de 18 años de negociaciones por la Municipalidad de Hurlingham. Fue el propio intendente Luis  Acuña el que anunció que la compra se concretó en poco más de nueve millones de pesos, pagaderos en diez cuotas mensuales.

Apenas comenzado el debate, la presidenta del Bloque de concejales del FpV- Hurlingham con Cristina, Hilda López, adelantó que su bloque se opondría, argumentando que no hay “ninguna fundamentación” para la venta, además de no contar el expediente con la tasación del predio.
El jefe del bloque oficialista, Humberto ‘Nito’ Bertinat, calificó de ‘contradictoria’ a la concejal López, al recordar que cuando era presidenta del cuerpo, autorizó a que el Departamento Ejecutivo disponga de esos terrenos. Además aclaró que el tema debe volver a tratarse en el Concejo Deliberante, ya que el terreno “se tiene que zonificar y parcelar”, y especificar “cuáles son las hectáreas que van a quedar para el polideportivo” y cuáles serán vendidas.
Hilda López insistió que faltaban datos, -fundamentalmente la tasación- para poder tratar el tema y le respondió a Bertinat diciendo que “Trate de fijarse bien, y después hablar”.

Luego, Mónica López, del FAP, también dio su voto negativo diciendo que: “nos oponemos a que sigamos disponiendo de los terrenos del distrito de Hurlingham sin una debida discusión”, y aclaró que dentro del expediente “no hay datos reales”. También se sumaron a la negativa el concejal Adrián Eslaiman de Nuevo Encuentro y el felipista José Palacios. Esos votos en contra no impidieron que el proyecto fuera aprobado por el oficialismo.

De esto modo avanza el proyecto del intendente Acuña de comercializar parte de los terrenos recientemente adquiridos, y destinarlos a la creación de una zona industrial.

El 25 de octubre de 2012, en la Escribanía General del Gobierno de la Nación, Acuña firmó la acreditación definitiva de las tierras, y como en noviembre de 2010, -cuando informó sobre el acuerdo de la compra-, dijo que esa firma era “un hecho histórico, poder hacer esta reparación, por que desde 1977 que el Ejército había cedido las tierras al viejo distrito de Morón, con la obligación de compra (…) estuvimos a punto de perderlo y después de pelear mucho el tema de los valores hemos logrado hacer un adecuado plan de pagos y que esas tierras sean definitivamente patrimonio de Hurlingham”.

En el Polideportivo de poco más de 22 hectáreas, muchos vecinos y alumnos de numerosas escuelas públicas y privadas practican deportes, además de desarrollarse allí colonias de verano para niños y adultos mayores, además de estar construyéndose dos piletas climatizadas cuya inauguración se viene postergando varias veces, pero que el intendente prometió finalizar este año.

Pero la parte destinada a recreación y deportes solo ocupará un tercio, ya que el resto, que es lo que ahora está autorizado a vender el municipio, está reservado  para uso industrial.