Tenía arresto domiciliario y lo sorprendieron jugando al fútbol: fue detenido

QUILMES-  Un hombre de 31 años que tenía arresto domiciliario tras ser detenido por integrar “La Banda de la Cheta”, acusada de varios robos cometidos a ancianos en Berazategui, fue capturado cuando estaba a punto de jugar un partido de fútbol 5 en un complejo deportivo de Quilmes.

El sujeto, que debía permanecer en su casa de Berazategui, fue apresado por agentes de la Dirección Casos Especiales zona Sur y de la Comisaría Novena de Quilmes en el predio ubicado en la calle Bottaro al 1100, del mencionado distrito del sur del Gran Buenos Aires.

El hombre está acusado de integrar esta organización delictiva que popularmente se la conoció como “La Banda de la Cheta”, sindicada como la autora de numerosos robos que tenían como objetivo personas de avanzada edad, y una de las cabecillas era una joven que residía en el barrio porteño de Belgrano