En el aniversario de Bahía Blanca hubo anuncio de obras pero también abucheos y gas pimienta

BAHÍA BLANCA- En el aniversario de Bahía Blanca la gobernadora Vidal anunció una inversión de 6 mil millones de pesos para obras de agua potable y cloacas. Numerosos reclamos eclipsaron la visita oficial donde no faltaron los vallados en las calles principales y enfrentamientos con las fuerzas de seguridad.

Sin embargo la celebración se empañó cuando bien temprano la Policía Local se puso manos a la obra para vallar las principales arterias del microcentro. El arribo de la mandataria fue la ocasión para que gremios y vecinos tomaran las calles y balcones para manifestar su descontento a la visita.

Entre las principales columnas, la más numerosa fue la de la UOCRA y ATE, asimismo se coló el reclamo por la situación del suministro de Agua en la ciudad y la responsabilidad de ABSA.

Mientras las protestas se hacían más estruendosas y la Plaza principal se militarizaba por el protocolo de rigor, los efectivos policiales comenzaron a enfrentarse con los manifestantes y hubo denuncias acerca de la respuesta con gas pimienta.

La noticia no tardó en viralizarse y en las redes sociales dirigentes y vecinos no dudaron en manifestar su descontento. Entre ellos el ex candidato a gobernador Aníbal Fernández, señaló: “¿Qué está pasando en Bahía Blanca? Hay imágenes preocupantes”.

Vidal llegó y a pocos metros del teatro Municipal anunció una serie de obras que demandarán una inversión de 6.000 millones de pesos. Las mismas están relacionadas con el acueducto del Río Colorado, una planta depuradora y la ampliación de la planta potabilizadora Patagonia.

En este sentido destacó: “La inversión se realizará con fondos propios de la Provincia más lo que aporte el Polo Petroquímico”.

“Lo bueno de volver a las ciudades que recorrí durante la campaña es poder solucionar problemas que vi hace 2 años. Nuestro compromiso para cuando termine el mandato es que los vecinos digan que hubo un gobierno que se preocupó por él, que fue a su barrio, lo escuchó y le dejó una provincia mejor”, aseguró Vidal.

Durante su discurso la gobernadora fue interrumpida por una chica que estaba en silla de ruedas que le hizo un reclamo a lo que Vidal le respondió que «lo importante es que podamos expresarnos porque estamos en democracia».

Antes dijo que entiende el enojo de los vecinos con relación a los aumentos por el servicio de agua potable. “Pero había que tomar estas decisiones difíciles. El esfuerzo que se está haciendo se va a ver en inversiones, por primera vez en mucho tiempo”.

La mandataria estuvo acompañada por el intendente local, Héctor Gay, al secretario General del Gobierno, Fabián Perechodnik, el ministro de Infraestructura y Servicios Públicos, Edgardo Cenzón, al secretario de Comunicación, Federico Suárez, y al secretario de Medios, Mariano Mohadeb.

DEJA UNA RESPUESTA