Flybondi sigue haciendo papelones y dejando a los pasajeros con las valijas hechas

BUENOS AIRES- La empresa de  low cost vinculada a Mario Quintana, uno de los funcionarios de la mesa chica de Macri no deja de ser noticia.  La empresa dio de baja las rutas hacia y desde Corrientes y Jujuy al menos hasta el 28 de marzo, cuando debería conocerse si la justicia le habilitará realizar más vuelos que los tres diarios que tiene actualmente autorizados en el aeropuerto de El Palomar.

Extensas demoras en las salidas. Valijas que viajaron en camión y llegaron muy tarde a destino. Cancelaciones de último momento con pasajeros sorprendidos y varados en aeropuertos. Un breve resumen de la escalada de problemas que viene acumulando Flybondi, la low cost símbolo del sistema importado por el gobierno nacional a la Argentina. Ahora sumó un nuevo papelón: cancelaciones planificadas de rutas completas con reprogramación sin fecha de cerca de 100 vuelos.

Es que la low cost vinculada al menos hasta el inicio de la gestión de Mauricio Macri a Mario Quintana, el vicejefe de Gabinete, está a la espera del guiño judicial que le permita realizar más vuelos que los tres diarios que tiene actualmente autorizados en el polémico aeropuerto de El Palomar. Por eso, tuvo que cancelar las rutas hacia y desde Corrientes y Jujuy al menos hasta el 28 de marzo próximo, cuando debería conocerse el dictamen sobre ese asunto.

Esas modificaciones traerán un problema importante para los usuarios, porque la empresa deberá reprogramar 72 vuelos que ya tenían pasajes vendidos dejando a las personas afectadas sólo con dos alternativas, según la empresa: optar por el reembolso del dinero o viajar luego de ese plazo, sin fecha definida.

Según un comunicado de Flybondi, el problema es que venían realizando vuelos desde otro aeropuerto, pero ya no quieren pagar más el costo extra: si bien en el último tiempo trabajaron con dos bases aéreas en simultáneo (El Palomar y Aeroparque) «esa solución ya no es viable» en términos económicos (la opción porteña es más onerosa que la terminal provincial).

Sin embargo, el apartamiento de Martina Forns, la jueza que entendía en la causa por El Palomar, obliga a esperar por una nueva designación que se pronuncie sobre el eventual incremento en el tráfico desde y hacia esa terminal aérea, lo cual aumenta los interrogantes respecto de la hipotética reprogramación de los vuelos cancelados.

La compañía daba por hecho que lograría la ampliación de las frecuencias desde la terminal de El Palomar a principios de marzo. Y, a partir de esa equivocada perspectiva, se lanzó a vender tickets que en más de un caso deberá devolver.

DEJA UNA RESPUESTA