Nuevo paro de 48 horas y marcha en Capital por parte de médicos bonaerenses

BUENOS AIRES – Médicos y profesionales de la salud de hospitales públicos bonaerenses realizarán un nuevo paro de 48 horas en demanda de mejoras salariales y laborales, en el marco de la Jornada Nacional de Salud convocada por FESPROSA, que incluirá una marcha en la ciudad de Buenos Aires y medidas en varias provincias.
Los afiliados de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP), que tienen previsto otro paro de 48 para la semana próxima en fecha a confirmar, cumplirán la medida de fuerza con atención de pacientes en guardias y urgencias, reportaron fuentes sindicales.
La medida de fuerza, que coincidirá con la Jornada Nacional de Salud dispuesta por la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA), se cumplirá con una marcha a Plaza de Mayo, por lo que se concentrarán hoy a las 15.30 en 9 de Julio y Avenida de Mayo.
Médicos y profesionales de la salud bonaerenses, en tanto, tienen previsto concretar un acto el jueves a las 10 en el Hospital Fiorito de Avellaneda, ubicado en Belgrano y 9 de Julio de ese partido.
El gremio, que hizo un paro de 24 horas y siete de 48 en lo que va de 2014, reclama un sueldo inicial de 10.000 pesos para los profesionales de planta con 36 horas semanales de trabajo y una convocatoria trimestral a paritarias con una cláusula gatillo de acuerdo a la inflación, entre otras reivindicaciones.
CICOP también pide la eliminación del Impuesto a las Ganancias, pago del 82 por ciento móvil para los jubilados, guardias de 12 horas, presupuesto de emergencia para el área de salud y la devolución de los descuentos por los días de paro realizados en 2011.
Los gremios nucleados en FESPROSA, entre los que se encuentra CICOP, realizarán asambleas, marchas y paros en diferentes provincias, en coincidencia con las movilizaciones convocadas en todo el país por la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), que incluye un acto en Plaza de Mayo.
La federación, que el 5 de marzo hizo un paro nacional que afectó a 17 provincias, reclama que el salario de ingreso de los profesionales de la salud «sea igual a la canasta familiar profesional y la derogación del impuesto al salario».
En un comunicado, la entidad pidió que se implemente «una cláusula de reapertura inmediata de las negociaciones durante todo el año, en función de la evolución inflacionaria, entre otras demandas y reivindicaciones».
El secretario general de FESPROSA, Jorge Yabkowski, dijo que la entidad es «el vehículo principal para que se exprese la voluntad de lucha de los 300.000 trabajadores de los hospitales y centros de salud de la Argentina».
«No lograrán que negociemos de rodillas», advirtió el dirigente.
Asimismo, sostuvo que «el gobierno nacional y los provinciales están recurriendo a la combinación del divisionismo con los aprietes» y afirmó que «buscan amedrentar y quebrar la unidad para que terminemos negociando de rodillas».