La provincia contará con 11 nuevos UPAs para mejorar la atención sanitaria de urgencia

LA PLATA-  Las patologías simples cada vez más se resuelven en las Unidades de Pronta Atención. Son más rápidas y cómodas para los pacientes. Las 8 UPA existentes ya asistieron más de 1,5 millones de personas desde que se inauguró la primera, en 2010. Y este año se construirán 9 en el Conurbano y 2 en el interior.

Hay una tendencia que se extiende en varios distritos del Gran Buenos Aires: los grandes hospitales, centros de referencia sanitaria, están reduciendo el número de consultas en las guardias y emergencias. Esta situación está relacionada con la instalación de las Unidades de Pronta Atención (UPA), que desde que se inauguraron en la Provincia de Buenos Aires han atendido 1.5 millones de consultas y descomprimen los niveles de actividad de los grandes hospitales regionales.

Desde una gripe o bronquiolitis, pasando por traumatismos, infartos, ACV y hasta ataques de pánico pasan por estos nuevos centros que abren las 24 horas todos los días del año. “Fueron ideados para rediseñar la red hospitalaria, alivianarles la demanda y, sobre todo, acercar la atención de la salud a los barrios con mayores necesidades”, explicó el ministro de Salud de la Provincia , Alejandro Collia.

Con un sistema de construcción que demanda apenas 100 días y los resultados favorables que ya se experimentan, el gobernador Daniel Scioli resolvió duplicar la apuesta por esta novedosa modalidad de complejidad intermedia, y anunció hoy que este año se harán otras 11 UPA en Hurlingham, Tres de Febrero, Moreno, José C. Paz, Zárate, Berazategui, Florencio Varela, Quilmes, General. Rodríguez, General Madariaga y Mar del Plata.

Al respecto, el Gobernador señaló que «producto de la inversión y planificación en Salud a lo largo de siete años, logramos una baja histórica de la mortalidad infantil, implementamos la Ley de Fertilidad para garantizarles a las parejas de trabajadores el acceso al sueño de tener hijos y, entre otras cosas, proveímos de equipamiento a los hospitales públicos. El acceso de todos a la salud forma parte de la inclusión social y del próximo capítulo de desarrollo en el que ya estamos trabajando con modelos de atención como el de la UPA».

La UPA está preparada para resolver en forma rápida y eficaz los problemas básicos de salud. “Y esto -explicó Collia- alivia la tarea de los hospitales de alta complejidad, preparados para otras acciones de salud”.

Los números así lo empiezan a demostrar: de acuerdo con los datos relevados por la dirección de Información Sistematizada del ministerio de Salud, desde que se instaló la UPA en  diciembre de 2011 en La Matanza , el número de intervenciones médicas en la guardia general del hospital provincial Simplemente Evita, en ese distrito, pasó de 41.760 ese año a 25.215 en 2013, el último período con estadísticas completas. Esto representa una disminución del 39,6%.

La construcción de ocho Unidades de Pronta Atención en Lomas de Zamora, La Matanza , Avellaneda, Almirante Brown, Lanús, La Plata , Lezama y Punta Mogotes, permitió atender, hasta ahora, más de un 1.500.000 consultas y emergencias de pacientes que, de esta manera, no tuvieron que acudir a las guardias hospitalarias.

La última UPA24 se abrió en Punta Mogotes, Mar del Plata en pleno inicio de la temporada. Hasta el momento alcanzó las 5.000 consultas. “Un 58 por ciento fueron marplatenses, lo que prueba la necesidad permanente de esta UPA, que permanecerá abierta todo el año”, contó el director de la Región Sanitaria VIII, Gustavo Rodríguez.

Este año se construirá la segunda UPA en Mar del Plata, en otro sector de la ciudad y con otra estrategia de intervención: descomprimir la fuerte demanda que recibe el hospital interzonal Alende, tanto de los 16 distritos de la región como de los vecinos del populoso barrio donde está emplazado.

Es que en 2010, cuando el gobernador Scioli volvió de Río de Janeiro con la idea de construir en la Provincia lo que había visto en las favelas cariocas su intención era, justamente, lograr lo que está ocurriendo: resolver la demanda sanitaria, descomprimir a los hospitales y aumentar las consultas en zonas de alta densidad poblacional.

El director provincial de Hospitales, Claudio Ortiz, explicó que en el rediseño del sistema de salud público que se planteó en la Provincia “se tiende a este tipo de centros de mediana complejidad, como un eslabón en la cadena que va desde los centros de atención primaria de la salud y los grandes hospitales generales o especializados, que trabaja en coordinación con la emergencia prehospitalaria, resolviendo el 97 por ciento de las consultas y requiriendo derivación a mayor complejidad solo en el 3% de los casos”.