Alak: “Seguiremos apostando a la educación y al trabajo en las cárceles federales”

EZEIZA- El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, destacó el compromiso del gobierno nacional para “seguir aumentando los niveles de educación y formación laboral en los establecimientos del Servicio Penitenciario Federal”, al presidir este mediodía la celebración por el 79° aniversario de ese servicio.
El funcionario remarcó que tales iniciativas están orientadas a “garantizar la reinserción social de los internos y, con ello, contribuir a seguir disminuyendo la reincidencia en el delito”.
Durante el encuentro que tuvo lugar en la Escuela Penitenciaria Nacional, ubicada en Ezeiza, el ministro destacó la relevancia de esas herramientas en la política penitenciaria desarrollada por el Estado nacional desde 2003.
En ese contexto, precisó que el 74 por ciento de la población penal estudia y el 69 por ciento trabaja.
En la misma dirección, destacó que entre los “objetivos prioritarios” de la política penitenciaria del Estado nacional figuran “el respeto irrestricto de los derechos de las personas privadas de su libertad y su plena resocialización a través de la educación, el trabajo, la cultura y la reconstrucción de vínculos familiares”.
Del encuentro presidido por Alak participaron también el intendente de Ezeiza, Alejandro Granados; las subsecretarias de Asuntos Penitenciarios, Laura Lopresti; de Infraestructura Penitenciaria, Lía María, y de Planificación, Ana Casal; y el director nacional del SPF, Víctor Hortel.
En ese marco, el funcionario remarcó que “en el año 2003 se produjo en la Argentina un cambio de paradigma en materia de tratamiento de personas privadas de la libertad, y los resultados obtenidos hasta el momento colocan al SPF en una posición de liderazgo reconocido internacionalmente”.
Por eso, consideró “renovar periódicamente el compromiso de sostener en el tiempo esta política, claramente inclusiva; y reafirmar la decisión de seguir construyendo un servicio penitenciario pionero en resocialización social en América Latina”.
En ese sentido, destacó que el Servicio Penitenciario (SPF) Federal “superó hace cuatro años el problema de la superpoblación y está adecuando sus unidades penales a los requerimientos del nuevo paradigma penitenciario”, lo que lo distingue como un caso único en la región.
Allí precisó que el SPF tiene capacidad para alojar a 11.037 personas, pero actualmente su población es de 9.746 internos.
El ministro recordó que, en el marco del Plan Nacional de Infraestructura Penitenciaria, recientemente fue inaugurado el nuevo complejo de General Güemes, provincia de Salta, con capacidad de 488 plazas.
También, que avanza la construcción del penal de Luján de Cuyo, en Mendoza, con lugar para 536 internos, y que próximamente comenzará la de Mercedes, provincia de Buenos Aires, con 1.584 plazas, que permitirá el cierre del penal de Devoto.
“Todos esos establecimientos están emplazados en predios de entre 50 y 200 hectáreas, con alojamiento en habitaciones individuales, sin rejas y con acceso permanente a los espacios abiertos en grupos de hasta 50 internos”, se informó desde el ministerio de Justicia.
“A estas obras se suman los nuevos pabellones para madres e hijos en la Unidad 31 de Ezeiza y la Casa de Pre-Egreso, con 60 plazas para mujeres”, se agregó.
En ese sentido, Alak destacó que “en estas condiciones de infraestructura es posible desarrollar los ejes central de nuestra política penitenciaria: la educación y el trabajo”.
Además detalló que 90 están en etapa de alfabetización, 4055 en escuela primaria, 2540 en escuela secundaria, 36 en educación terciaria: 36 alumnos, y 506 en nivel universitario.