El Ace de Oro fue para Marilú Marini

BUENOS AIRES- La actriz, de vasta trayectoria en los escenarios del mundo, ganó anoche la máxima distinción otorgada por la Asociación de Cronistas del Espectáculo de la Argentina para la temporada teatral comprendida entre junio de 2013 y mayo de 2014, y calificó a la distinción como «un emocionante reconocimiento a una identidad de trabajo».

La artista -que también recibió anoche el  lauro como Mejor actriz protagónica en drama por su conmovedora labor en la pieza «33 variaciones», del venezolano Moisés Kaufman dirigida por Helena Trite-, dijo que «el teatro siempre es una fiesta, aunque hay veces en que lo es más que en otras».

Respecto a ’33 variaciones’, recordó que «se daba un encuentro tan lindo con la gente, tan creativo», detalló a Télam mientras se prepara para viajar a Francia, donde protagonizará «El pájaro verde», del italiano Carlo Gozzi, y trabajar en otra puesta sobre textos del Marqués de Sade.

«La terna para mejor actriz era de excelencia, pero ganar como protagonista era una probabilidad, el oro fue una enorme sorpresa, sentirme parte del movimiento y formar parte de esa energía de trabajo que existe acá, me conmueve, soy muy sensible a esas cuestiones», dijo entusiasmada.

Beatriz Spelzini («El principio de Arquímedes»), Leonor Manso («El luto le sienta a Electra»), María Onetto («Sonata de Otoño») y Valeria Ambrosio («Priscilla la reina del desierto») integraban la nómina junto a la intérprete premiada.

«Yo voy al teatro para verme en escena tal y como yo no sabría verme o soñarme y sin embargo, tal y como sé que soy», son algunas de las palabras del dramaturgo francés Jean Genet en el prólogo a «Las criadas», obra donde Marini encarnó a un personaje vital llamado la Señora, en una puesta local realizada en 2012 por Ciro Zorzoli.

La actriz ayer, en la premiación, agradeció el galardón citando al escritor galo, y afirmó que «me encanta lo que él sostiene acerca de cómo actuar ‘Las criadas’. Trato de cumplir con su pedido, tuve la suerte de conocerlo, saber de su malicia y sobre su forma chispeante de ver el mundo».

Marini recibió -entre ovaciones del público y de sus colegas- el máximo galardón de manos del director teatral Agustín Alezzo, quien obtuvo la misma distinción durante la ceremonia del año anterior.l.