Murió en Berazategui la mujer que había sido prendida fuego por su pareja

BERAZATEGUI- Tras cinco días de agonía, María Rojas murió el sábado en el hospital Evita Pueblo de Berazategui. La mujer tenía el 40 por ciento de su cuerpo quemado y sus vías respiratorias comprometidas después de que, según la investigación, su pareja intentara matarla. Osvaldo Villasboas está detenido acusado por el crimen. Cuando este mediodía el fiscal Daniel Ichazo le comunicó que su mujer había fallecido, el hombre no se inmutó y se negó a declarar.

La acusación contra Villasboas es por “homicidio doblemente agravado por relación de convivencia y por violencia de género”. Lo confirmó a Infojus Noticias Ichazo, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 descentralizada de Berazategui. El funcionario judicial cambió la carátula tras el fallecimiento de Rojas y citó al acusado para notificarlo. El fiscal pidió pericias a los teléfonos de la víctima y también a la botella de alcohol para poder dar alguna huella o dato genético que implique al imputado.

Villasboas ya había sido indagado la semana pasada por la «tentativa de homicidio agravado». Según su versión, la madrugada del lunes pasado estuvo hablando con su pareja hasta las 5 de la madrugada. Dos horas más tarde Villaboas se despertó y la vio a su mujer empapada de alcohol y con un encendedor en la mano. Siempre de acuerdo al relato del imputado, trató de calmarla para evitar que no se prendiera fuego y se fue a comprar facturas. Cuando volvió la mujer estaba en llamas.

Los investigadores le preguntaron por qué no le sacó el encendedor y Villaboas dijo que “no quería lesionarla”. Los investigadores desestimaron su versión y, por eso, lo imputaron. “Nadie en su sano juicio se va comprar facturas en esa situación sin siquiera sacarle el encendedor”, señaló una fuente cercana a la causa.

“Tenemos todos indicios porque no hay testigos directos. Seguimos buscando testigos y revisando los teléfonos porque no hay llamadas registradas. Sin embargo, tenemos entendido que hubo un contacto telefónico con un familiar” dijo el fiscal Ichazo.

María, de 45 años, y Villasboas, de 53, estaban juntos hacía tres años. Vivían en la calle 155 entre 8 y 9 de Berazategui, donde la ví­ctima trabajaba tres dí­as por semana cuidando a una anciana. No habían tenido hijos juntos. A través de los testimonios de los familiares de las víctimas, los investigadores del caso pudieron reconstruir los antecedentes previos de violencia intrafamiliar. María era víctima del acoso y la persecución permanente de su pareja. Los vecinos también contaron que “siempre la amenazaba con prenderla fuego”.

El lunes pasado, los vecinos vieron a la mujer envuelta en llamas en la vereda de la casa pidiendo ayuda a los gritos y llamaron al 911. Se acercaron hasta el lugar efectivos de la comisarí­a 1ra. de Berazategui y una ambulancia. Los médicos constataron quemaduras en el tórax, el abdomen, en extremidades y el rostro de la mujer, a la que trasladaron al hospital Evita Pueblo.

Los policías detuvieron en ese mismo lugar a Villasboas, que tenía un encendedor entre sus ropas. Dijo que acababa de llegar de su trabajo para buscar a su mujer cuando la encontró prendida fuego.

El hombre permanecía hasta hoy alojado en una celda de la comisaría 1ra. de Berazategui. Está a la espera del plazo de 30 días para que se confirme la prisión preventiva y sea trasladado a un penal.

Los femicidios no son casos aislados. El año pasado la Casa del Encuentro contó 277 niñas, adolescentes y mujeres muertas. 9 de ellas fueron incineradas.