IOMA garantiza la sustentabilidad de clínicas y sanatorios

El Gobernador de la provincia de Buenos Aires anunció un programa de sustentabilidad económica destinado a efectores de salud del sector privado para lo cual el IOMA destinará 400 millones de pesos por mes a clínicas y sanatorios con el objetivo de garantizar su funcionamiento ante la abrupta disminución de actividades prestacionales en el marco de la pandemia por el COVID-19 y sostener más de 190 establecimientos y 1500 camas.

El anuncio lo hizo el gobernador, Axel Kicillof, junto al ministro de Salud Daniel Gollán y el presidente del Instituto Obra Médico Asistencial (IOMA) Homero Giles. “No podemos permitir que las clínicas empiecen a fundirse y cerrarse en un momento donde necesitamos más camas”, señaló el Gobernador de la provincia de Buenos Aires.

En el contexto del COVID-19, y ante la necesidad de tomar las medidas necesarias para hacer frente a la pandemia, Kicillof enfatizó que “las clínicas privadas empezaron a extinguirse y quebrar por la falta de concurrencia y la caída de las prestaciones. No podemos darnos el lujo de que en plena pandemia se empiecen a caer los sanatorios”.

En ese sentido Kicillof dijo que “empezamos a diseñar con ACLIBA y FECLIBA un conjunto de medidas para sostener al sector privado mientras dure la pandemia”. Estas iniciativas buscan dar “asistencia para que el sector privado pueda sostener su actividad sin quebrantos ni despidos (…) es dar un paso histórico en la articulación entre el sistema

público y privado. Hoy hay un sistema único -público y privado- de derivación de pacientes, donde las camas son asignadas de acuerdo a la necesidad”, aclaró.

Por su parte, el ministro de Salud provincial, Daniel Gollán destacó que hoy es un punto de inflexión en la historia de la salud y el sanitarismo “para trabajar estructuralmente en la reformulación de un sistema que le estaba sirviendo desde el punto de vista económico a muy pocos”.

Asimismo, Gollán remarcó “la propuesta de IOMA para la sustentabilidad de las clínicas y sanatorios que llega a más de 190 establecimientos que representa más 1500 camas de alta complejidad” y especificó que la iniciativa “trata de una recomposición del 7%, sobre el 35% que cerró el sector a fin del año pasado y que, la suba al nomenclador provincial del segundo nivel de atención Convenio IOMA-FECLIBA-ACLIBA que percibirán las clínicas a partir de los próximos días, representan 45 millones de pesos adicionales por mes”.

Al respecto, Homero Giles, presidente de IOMA, destacó que “para ayudar al financiamiento de clínicas y sanatorios, la obra social planteó estas acciones en el marco de contribuir con el sistema de salud y teniendo en cuenta que es muy importante sostener la cantidad de camas disponibles”.

Estas acciones consisten en la creación Módulos COVID-19 (internación piso y UTI); el incremento del nomenclador segundo nivel, y la propuesta de sustentabilidad. Para esta última, los 400 millones mensuales que se destinarán serán devueltos por los prestadores en 12 cuotas sin interés.

En tanto Homero Giles agregó que “en el contexto actual de pandemia, los prestadores del segundo y tercer nivel de atención están atravesando una situación económica muy complicada. Las prácticas y procedimientos médicos en el segundo nivel cayeron en abril un 47% aproximadamente con relación al mismo período de 2019”.

Para el máximo referente de IOMA esto implica que “hubo una disminución importante de prestaciones tales como estudios de imagen, diagnóstico y consultas ambulatorias, entre otras cuestiones. Esto le imposibilita al sector poder hacer frente al sostenimiento de insumos; de los gastos edilicios, servicios mensuales y pagar salarios de las y los trabajadores”

“Es prioridad que cuidemos el sistema de salud tanto del sector público como privado. Por eso le propusimos al Gobernador hacer este proyecto de sustentabilidad”, enfatizó el presidente del Instituto.

En el anuncio también estuvieron representantes de prestadores del sector privado. Néstor Porras, FECLIBA; por ACLIBA 1, Gustavo Poggio, y por ACLIBA 2, Verónica Degrossi.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA