Ordenan detener a un sobrino del matrimonio de jubilados que fue degollado en su casa de La Plata

LA PLATA- Se trata de Gustavo Germán Ludueña, quien no pudo ser hallado anoche por la policía en su domicilio de Los Polvorines. El hombre es sobrino de Aldo Zárat y su esposa María Esther Paz, quienes fueron hallados asesinados el 4 de junio último.

Una fuente policial precisó que durante los peritajes realizados en la casa de las víctimas «se encontró una huella digital de Ludueña en el parabrisas del automóvil de Zárate, junto al cual fue hallado degollado el jubilado».

El hecho de que la puerta de ingreso a la casa del matrimonio, ubicada en la calle 2, entre 521 y 522, no estuviera forzada es un indicio de que las víctimas abrieron voluntariamente la puerta, es decir, que probablemente conocían al asesino.

El titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 9 de La Plata, Fernando Cartasegna, pidió la detención de Ludueña en el marco de la causa por doble homicidio triplemente calificado críminis causa por ensañamiento y alevosía, pero el juez de Garantías platense, Guillermo Atencio, libró la orden por el delito de doble homicidio simple.

El doble crimen fue descubierto el 4 de junio último, cuando a raíz de la denuncia de vecinos la policía llegó a la casa del matrimonio de jubilados y, tras saltar un paredón, ingresaron a la finca, donde encontraron a Zárate asesinado en el garaje y a su mujer también muerta en la cama del dormitorio.

En la casa no faltaban electrodomésticos ni artículos electrónicos y hasta hallaron dinero en una de las habitaciones.

Según los pesquisas, la única habitación que tenía un gran desorden y estaba toda revuelta fue en la que encontraron muerta a la mujer, por lo que sospechan que los asesinos buscaban una suma de dinero específica que podía estar ahí escondida o que lo hicieron para simular un robo.