Cristina homenajeó a ex combatientes de Malvinas y sostuvo que se debe “recordar la historia para no volver a cometer los mismos errores”

CAPITAL FEDERAL- La Presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, encabezó esta tarde un acto por el Día de la Afirmación de los Derechos Argentinos sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los Espacios Marítimos Circundantes. Afirmó que en el acto se estaba “rindiendo un justo homenaje, veteranos de Malvinas, que han recibido pertenencias personales, que habían sido capturadas por el ejército inglés”, en las que varios de ellos relataban “la experiencia cotidiana de la guerra”.

Destacó que en el día de la fecha “se cumple un año de la inauguración” del Museo Malvinas “que no es un museo que festeje o que conmemore la guerra”. “Los argentinos quisimos al construir este museo de las Malvinas argentinas, reflejar lo que ha sido la historia del despojo colonial”, recalcó.

La Jefa de Estado afirmó que “esa historia no empezó el 2 de abril: por eso el 2 de abril se instituyó como el día del veterano de Malvinas y de aquellos que dieron su vida luchando por la patria”. “Es una Argentina que quiere reflejar las tragedias que vivió durante las dictaduras militares”, enfatizó.

En ese sentido, destacó que fue el General Perón fue “el que instituyó el 10 de junio como el día de Afirmación de los Derechos Argentinos” sobre las Malvinas y el resto de las islas australes, ya que fue el 10 de junio de 1829 cuando “se hacía cargo el primer gobierno patrio sobre suelo malvinense”. Asimismo, puntualizó que el museo recuerda “que fue durante un gobierno que había sido elegido en las urnas, en 1965, que se obtuvo un triunfo diplomático: la resolución de Naciones Unidas que obliga al Reino Unido a discutir sobre soberanía”.

Aseguró que todas las resoluciones “han sido desoídas por el Reino Unido”. Comentó que en el día de hoy “tiene lugar en Bruselas una reunión entre la UE y CELAC”. “Nuestro canciller reclamó una vez más el diálogo y fundamentalmente el cumplimiento de las resoluciones de Naciones Unidas, que instan al diálogo entre ambos países sobre la soberanía de las islas Malvinas”, indicó. Afirmó que “fue respondido en forma airada por el primer ministro inglés, casi maleducadamente. Lo increpó a nuestro ministro”. “Parece que algunas resoluciones tienen más fuerzas, cuando obligan a los débiles, y algunas resoluciones tienen mucha menos fuerza, cuando obligan a los poderosos”, resaltó.

Faro de la soberanía

La Primera Mandataria informó la inauguración de “una sala, donde vinculamos la historia de Malvinas, con la historia del General Perón. Allí se encuentra el decreto que instituyó el 10 de junio como día de reafirmación de nuestros derechos sobre las Malvinas”.

Indicó que “hoy estamos inaugurando el faro de la soberanía, sobre una vieja construcción restaurada: donde la palabra soberanía y la luz van a estar permanentemente”. “Un faro en la lucha contra el colonialismo. Que queremos que lo visualice cada argentino y cada extranjero que pase por esta avenida: que hay un reclamo de soberanía sobre uno de los 17 enclaves coloniales que restan en el siglo XXI”, destacó.

Cristina Fernández recordó: “En el mes de mayo inauguramos el Sitio de la Memoria en uno de los dos centros clandestinos más grandes que tuvo el país”. Aseveró que “la historia se debe contar completa. Una historia que empezó en ese sitio de la memoria y terminó en este lugar, simbólicamente”.

Conflicto por los fondos buitres

En otro tramo de su discurso, la Presidenta comentó que “en unos días más, el 16 de junio, se cumplirá un año de aquella sentencia que condenaba a la Argentina al pago usurario de papeles de deuda externa en posesión de los fondos buitres”. Consideró que “todo tiene que ver con todo, sobre todo en los tiempos que corren, en Argentina y en el mundo”.

Al respecto, recordó “las voces de algunos argentinos, algunos que son candidatos, que debíamos pagar al contado”. Señaló que “el ministro de economía y su equipo, en diversas conversaciones, dijeron que no podíamos pagar esa suma: no solamente porque constituía una usura formidable, sino una afrenta a todos los que habían creído en Argentina, el 93%”

La Jefa de Estado remarcó: “Hoy se cumplió lo que habíamos anunciado: incorporaron a otros fondos buitres y hoy ya no son 1600 millones de dólares; hoy son 20 mil millones de dólares los que hay que pagar”. “Vamos a sostener una y mil veces que estamos dispuestos a pagar al 100% de nuestros acreedores en condiciones legales, legítimas y equitativas para todos”, enfatizó.

Aseguró que si se pagaran los 20 mil millones de dólares reclamados, “no sería raro que algún juez dijera: entonces, también le tienen que pagar en las mismas condiciones al otro 93%, tirando abajo la reestructuración”. Y afirmó que en “el problema del endeudamiento”, está en juego “el problema del sojuzgamiento de los países”.

Por todo ello, la Primera Mandataria consideró que la obligación de los dirigentes es “cuidar los intereses del pueblo y hacerlo en forma responsable. Este tema de la deuda no es una cuestión económica o finannciera; es una cuestión de sojuzgamiento político, para imponernos recetas que nos llevaron al desastre”. Y recordó que “mientras nuestros muchachos peleaban en Malvinas, en el Ministerio de Economía había un representante de los intereses ingleses y de la banca suiza”.

“Recordar la historia no es querer enfrentar a los argentinos. Recordar la historia es lo que toda sociedad debe hacer para no volver a cometer los mismos errores”, aseguró Cristina Fernández. “Tenemos que reafirmar no solamente la soberanía territorial, sino también la de la dignidad política de un país, que haciéndose cargo de sus errores y sus aciertos, está dispuesta al diálogo”, destacó.

La Presidenta consideró que “hay una sociedad que sabe, que ha aprendido duramente que solamente la firmeza de un pueblo y de sus dirigentes, nos permitirá seguir creciendo”. Al respecto, afirmó: “No es solamente un gobernante, no tengo vocación de heroína. Sí tengo una profunda vocación patriota de respetar lo que decide mi pueblo, como siempre lo he hecho”.

“Somos pagadores seriales, como le decía el otro día al presidente de Italia, luego de haber pagado la segunda cuota de la deuda con el Club de París”, afirmó. “Por eso podemos plantarnos y hablar de frente, y decir que no nos equivocamos hace un año”, aseveró.

La Jefa de Estado consideró que “el pueblo argentino está dispuesto a no tomar más sopa. Ya nos dieron mucha sopa. Y la sopa nos gusta, pero la que hace la mamá o la abuela, en invierno”.

Reclamo de soberanía por vías pacíficas

Para terminar, la Mandataria agradeció “una vez más a estos hombres que fueron a luchar por la patria”. Recordó que desde Río Gallegos se veían que “unos aviones que salían y no volvían” rumbo a la guerra.

“De esa base en Río Gallegos, solo quedaron los hangares: obligaron a la Argentina a desarmar esas bases. Y todavía dicen que se sienten amenazados. Cuando la única arma que tenemos y a la que no vamos a renunciar jamás es la palabra, el diálogo”, enfatizó. Y concluyó, asegurando que “la palabra de la República Argentina va a estar siempre en todos los foros internacionales, porque siempre va a haber compatriotas que piensen que vale la pena luchar por lo que es de uno y por los que entregaron la vida luchando por la patria”.

La Presidenta de la Nación estuvo acompañada en el acto por el vicepresidente Amado Boudou, los ministros de Defensa, Agustín Rossi, de Cultura, Teresa Parodi, de Economía, Axel Kicillof, y de Planificación, Julio de Vido. También asistieron gobernadores, legisladores, autoridades nacionales, provinciales y municipales, miembros de organismos de derechos humanos y de ex combatientes de Malvinas.

Durante el acto la Jefa de Estado hizo entrega al Director del Museo Malvinas, Jorge Giles, un ejemplar original del Informe Rattenbach. Además, ex Combatientes entregaron a la Presidenta una placa en reconocimiento a su trabajo y compromiso; y una copia de su presentación ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Por último, la Mandataria entregó a familiares y ex combatientes elementos personales restituidos por el ejército inglés.

Faro de la Soberanía

La inversión de la obra fue de $4.950.000, ejecutada a través de la Secretaría de Obras Públicas y consta además de una estructura con reflectores para iluminar el predio; equipos de humo para simular niebla; y letras corpóreas iluminadas por medio de LED conformando la leyenda «Soberanía».

El faro se encuentra emplazado en la azotea del ala sur del edificio, sobre una estructura metálica que funciona como soporte, asimismo se realizó una iluminación de resalte sobre el parque lindero al edificio del museo, sobre la fachada, en el mástil y en la bandera.

Asimismo se informó que realizó una puesta en valor y funcionamiento del tanque como reserva de incendios para el predio, la colocación de las palabras «Memoria, Verdad, Justicia» en la parte superior del tanque; y la rehabilitación del patio inmediato y de un sector de los ex talleres de automotores para uso de oficinas administrativas, depósitos y baños.

El Museo y Memorial Malvinas e Islas del Atlántico Sur, ubicado en el predio de la ex ESMA, es el primer museo del Estado Nacional que representa la memoria colectiva del pueblo argentino sobre las Malvinas.

La obra está conformada por áreas de exposición, fijas y temporales; auditorio para 130 personas; medioteca y biblioteca; área administrativa y de servicios, sanitarios, office, vestuarios, depósitos y sala de máquinas.

En el área exterior se realizó un anfiteatro al aire libre, un estacionamiento público, sector gastronómico, recorrido por las islas y patio de agua.

Para leer el discurso completo hacer click en el siguiente enlace: http://www.casarosada.gob.ar/informacion/archivo/28774-acto-por-el-dia-de-la-afirmacion-de-los-derechos-argentinos-sobre-las-islas-malvinas-palabras-de-la-presidenta-de-la-nacion