Entregaron libros en Braille para alumnos de la Provincia

La Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires presentó  la publicación en sistema Braille de la cuarta edición del concurso literario “Palabra de Maestro”.

Se trata de material adaptado que recibirán alumnos ciegos que concurren a establecimientos de distintos niveles educativos. La finalidad de la iniciativa es que los estudiantes no videntes que están integrados en las escuelas puedan leer estos cuentos en el aula al mismo tiempo que lo hace el resto de sus compañeros.

Para hacerlo realidad los textos se repartirán en las 13 escuelas para ciegos y los 65 servicios agregados de las escuelas especiales de la Provincia, para que allí se les enseñe a los alumnos con capacidad visual diferente que concurren a contraturno y que luego los puedan aprovechar en el aula integrada. Con el objetivo de facilitar esta integración, también se entregaron dos cuentos en Braille –uno para niños y otro para adolescentes- que ganaron el certamen para docentes “Palabra de Maestro”, que anualmente organiza el Consejo General de Cultura y Educación.

La publicación de todo el material fue posible mediante el trabajo articulado entre el Consejo General, las direcciones provinciales de Educación Especial y de Artística de la cartera educativa, escuelas, docentes y la Editora Nacional Braille y Libro Parlante.

De este modo se produjeron 100 ejemplares en Braille de la antología “Cuentos infantiles”; 100 ejemplares en Braille de la antología “Cuentos juveniles”; 200 CDs (libros parlantes) que contienen las dos antologías; 15 ejemplares ilustrados, realizados en thermoform e impresos en tinta y braille, del cuento infantil “El bostezo”, cuya autora es la docente Rosana Dell; y otros 15 ejemplares del cuento juvenil “El asesino”, realizados con la misma técnica que el anterior.

Trabajo artesanal

Cabe señalar que los docentes de la Escuela de Educación Especial N° 515 de La Plata proveyeron el marco conceptual, mientras que una profesora y alumnos de la cátedra de Ilustrador Profesional de la Escuela de Artes Visuales de Bahía Blanca produjeron el prototipo del libro ilustrado en forma artesanal y las matrices para la impresión en thermoform.

Además, los maestros de la mencionada escuela platense junto con sus colegas de la Escuela de Educación Especial N° 507 de Bahía Blanca, trabajaron en la impresión de los libros thermoformados, mientras que los maestros de ésta última institución y un grupo de voluntarios de la Escuela de Educación Técnica N° 2 de ese distrito del sur del territorio provincial ensamblaron de manera manual todas las ilustraciones.