Identifican la voz del llamado amenazante a la familia de Candela Sol Rodríguez

HURLINGHAM – Según las pericias se trata de Leonardo Jara, procesado con prisión preventiva en la causa que investiga el secuestro, violación y asesinato de la niña  de 11 años secuestrada y asesinada en agosto del año pasado en Hurlingham.

Los investigadores del caso determinaron que el llamado a la familia de la menor en el que amenazaron con que nunca encontrarían a la niña fue realizado por uno de los detenidos en la causa.

Fuentes judiciales informaron que un peritaje realizado por expertos de Gendarmería Nacional concluyó que esa voz amenazante pertenece en un 100 por ciento  a Leonardo Jara, procesado y con prisión preventiva.

Según el informe, se cotejó el patrón de voz de ese llamado obtenido de las escuchas telefónicas con los registros de todos los imputados y arrojó total coincidencia con Jara, según  precisaron los voceros.

«Hasta que esa conchuda no devuelva la guita, a la nena no la vas a ver nunca más. Que le pregunte al marido donde dejó la guita», decía la voz en el llamado analizado por los peritos.

Los pesquisas determinaron que esta comunicación con la tía de la nena, se realizó desde un teléfono público del barrio de Retiro el domingo 28 de agosto pasado, tres días antes de encontrar el cadáver de Candela.

De acuerdo al auto de procesamiento de Jara del 23 de noviembre pasado, un testigo de identidad reservada había identificado la voz de ese llamado como la de Fabián Gómez (42), otro de los procesados por el homicidio de Candela.

Este mismo testigo fue el que declaró ante la Justicia que Jara se le estaba «haciendo el novio» a Candela porque sabía que la madre de la niña «tenía una plata guardada».

Jara permanece detenido en una unidad carcelaria ya que en marzo último el juez de Garantías Alfredo Meade le denegó la excarcelación extraordinaria.

Los otros imputados en la causa son Hugo Bermúdez (53), supuesto autor material; Alberto Espínola (31); Héctor «el topo» Moreyra (44); Gladys Cabrera (41); Guillermo López (31) y Néstor Altamirano (55).

Salvo Cabrera, dueña de la casa de la calle Kiernan 992 de Villa Tesei donde se cree que la niña estuvo cautiva antes de ser asesinada, y el carpintero Altamirano, el resto de los acusados permanece en prisión.

Sin embargo, Moreyra, López y Gómez fueron beneficiados con la excarcelación extraordinaria, aunque esa medida se hará efectiva una vez que sea confirmada por la Cámara de Apelaciones de Morón.

Fuente: Télam