Avanza la investigación por el incendio de Iron Mountain

BARRACAS- El presidente de la UIF, José Sbattella, indicó además que «las empresas que tienen las causas más importante por fuga de divisas, perdieron archivos no sólo en el incendio de Barracas, sino en otras partes del mundo donde hubo siniestros también declarados intencionales».

El presidente de la Unidad de Información Financiera (UIF), José Sbattella, remarcó que «ninguna de las empresas afectadas por el incendio» del depósito de Iron Mountain en el barrio porteño de Barracas, que provocó la muerte de diez bomberos, «lo denunció por haberlas perjudicado».

«Nadie denuncia este incendio como un problema que le genera perjuicio», remarcó Sbattella sobre el siniestro que fue declarado intencional por la Policía Federal.

El titular de la UIF también indicó a C5N que «las tres empresas que tienen las causas más importante por fuga de divisas de Argentina, JP Morgan, HSBC y BNP Paribás, perdieron archivos no sólo en el incendio de Barracas, sino en el resto de las ciudades en el mundo donde hubo siniestros de Iron Mountain, también declarados intencionales».

Con todo, el funcionario aseguró que «para eliminar pruebas fue necesaria la participación de las empresas y Iron Mountain».

Además, señaló que Iron Mountain «está denunciada porque no se sabe de dónde sale la plata que recibe, y funciona a pérdida», y puntualizó que «el delito de lavado de la empresa es por el dinero que viene de un paraíso fiscal».

Sbattella precisó que cuando aconteció el siniestro, «había cuatro focos de fuego con combustible, previamente armados».

También destacó que, según la pericia de la Federal que lo declaró intencional, «bajaron la electricidad de 220 a 12 voltios, lo que permitió que con unos transformadores se calentaran unos hilitos de cobre que generaron el fuego, sin hacer saltar la térmica, que es lo que hubiera iniciado una alarma».

«Se hizo un sistema para generar un incendio. Se bajó la calidad del sistema de prevención», indicó Sbattella.