Se logra récord de reducción de tasa por mortalidad infantil en Buenos Aires

LA PLATA- La provincia de Buenos Aires logró, por cuarto año consecutivo, una reducción récord de la mortalidad infantil, es decir, de las muertes anuales de los bebés menores de un año, que en 2013 marcan una tasa de 10,9 por mil nacidos vivos.
«El año anterior esa tasa había sido de 11,5 por mil y, ya en ese momento, se había logrado la cifra más baja desde que se tiene registro», destacó el ministerio de Salud provincial.
La cartera sanitaria precisó que en 2009 la tasa de mortalidad infantil bonaerense fue de 12,4; en 2010 bajó a 12 por mil; en 2011 fue de 11,7; en 2012 pasó a 11,5 y el año pasado llegó a 10,9 por mil.
En tanto, la directora de Maternidad e Infancia de la Provincia, Flavia Raineri, dijo que “nuestra meta es llegar a 2015 con una tasa de mortalidad infantil de un solo dígito, por eso seguiremos trabajando en la prevención, en el programa Sumar, la capacitación del equipo de salud, el fortalecimiento de las maternidades y la vacunación”.
La experta agregó que en 2013 se registró un descenso notable (45 casos menos) en las llamadas ‘muertes neonatales’, que son las que ocurren antes del mes de vida del bebé.
Los especialistas infieren que el descenso no se explica por un solo motivo, sino que inciden múltiples causas; y entre ellas destacan la transferencia de fondos a las maternidades y centros de atención primaria a través del Programa Sumar, que significa una inversión de 326.000.000 pesos por parte del Estado Nacional en hospitales y centros de salud para mejorar la atención de las embarazadas.
Es que las muertes en el primer mes de vida también están vinculadas a la falta de controles médicos en el embarazo. “Una embarazada que junto con el equipo de salud hace sus controles en los primeros momentos del embarazo y mantiene a raya enfermedades frecuentes como la diabetes o la hipertensión reduce notablemente los riesgos para ella y su bebé”, explicó Raineri.
En ese sentido, se ideó una estrategia que consiste en el envío de mensajes de texto a las embarazadas para recordarles, en tiempo y forma, las consultas médicas que deben realizar.
Desde 2010 el ministerio de Salud de la Provincia trabaja con UNICEF para convertir a las maternidades en seguras y centradas en la familia.
“Hemos capacitado a los equipos de salud para que la familia sea protagonista en la maternidad y para que los profesionales les den un trato humanizado, que respete todos sus derechos”, precisó Raineri.
Entre ellos figura el derecho de la madre a estar acompañada por quien decida en el parto, a no ser víctima de violencia obstétrica, a ser ayudada y motivada para la lactancia, a ser informada y a poder decidir sobre los procedimientos médicos a los que es sometida, tanto ella como su bebé.
También se mejoraron los indicadores de lactancia materna. En el año 2012, el 40 por ciento de los chicos era alimentado a leche materna en forma exclusiva, como indica la organización Mundial de la Salud. El año pasado ese porcentaje aumentó al 45%.
Además, en los últimos años se fortalecieron las redes perinatales, que desde el barrio, con la ayuda de promotores y agentes comunitarios, buscan a la embarazada para llevarla al centro de salud.
“Con la coordinación de las regiones sanitarias, se trabaja en el fortalecimiento de las derivaciones de las embarazadas y los bebés al lugar adecuado, según su necesidad en una red de complejidad creciente”, explicó Raineri.
Además haber sumado al calendario de vacunación inmunizaciones como la pentavalente, triple bacteriana, acelular, antigripal y antineumococco también contribuyó a la reducción de la mortalidad infantil.