Atentó contra su ex mujer en Castelar y es detenido

CASTELAR- Un hombre que tenía una prohibición de acercamiento a su ex esposa por violencia doméstica fue detenido en la localidad bonaerense de Castelar acusado de haber prendido fuego el auto y parte de la casa de ella, informaron fuentes judiciales y policiales.
Se trata de Gastón Zárate (31), quien quedó imputado del delito de «homicidio agravado por femicidio en grado de tentativa, dos hechos», ya que al momento del hecho, dentro de la vivienda se hallaban la mujer, de nombre Nadia, y el hijo de ambos de 6 años.
Fuentes policiales y judiciales informaron que todo comenzó en una vivienda situada en Pedro Goyena 1671 de Castelar, partido de Morón, en el oeste del conurbano, donde se originó un incendio luego de que prendieran fuego con combustible un Renault 21.
Este auto estaba estacionado en un garaje abierto de la propiedad y el fuego se propagó rápidamente, por lo que llegó a dañar el frente, las tejas, unos durmientes y parte de la estructura de la casa, dijeron los informantes.
Según las fuentes, en el interior de la vivienda se hallaba Nadia, el hijo fruto de su relación con Zárate, pero también la madre y otro hijo de la mujer.
Un vocero judicial aclaró que si bien en la casa había cuatro personas, a Zárate se le imputa, por ahora, la tentativa de homicidio de su ex mujer y su hijo ya que, se cree, eran las víctimas que él buscaba sin saber de la presencia de los otros dos ocupantes.
En tanto, dos dotaciones de bomberos debieron concurrir al lugar para apagar el incendio, que no llegó a afectar el interior de la vivienda, sino sólo la parte externa, por lo que nadie salió lastimado.
Un vocero judicial indicó que «hay testigos que vieron que el fuego fue provocado por el ex marido» de Nadia que luego del hecho comenzó a ser buscado por la Policía.
Por la tarde, luego de conocer que era buscado, Zárate se presentó en la comisaría de Castelar Norte, situada en Alem y España y quedó detenido a disposición del fiscal Patricio Pagani, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 de Morón.
Inicialmente, el fiscal había caratulado la causa como «incendio doloso», un delito que prevé de 3 a 10 años de prisión, pero luego cambió la calificación por la de tentativa de homicidio agravado, más grave que la primera.
Por su parte, Héctor, padre de Nadia, contó esta mañana a C5N que «si esto hubiese sido a las cinco de la mañana y el de vigilancia no estaba, se prende fuego toda la casa».
El hombre explicó que fue el vigilador de la garita de la esquina quien al tomar servicio a las 6 vio «el principio de incendio» y, al acercarse a ver qué sucedía, vio a Zárate «en la pared de la medianera».
Héctor aclaró que el vigilador ya lo conocía a su ex yerno porque «hace quince o veinte días anduvo merodeando a la mañana».
El padre de Nadia explicó que su hija está separada de Zárate hace dos años, que la relación «duró cinco años» y que se distanciaron porque era un hombre golpeador.
«Nos dimos cuenta que la golpeó en la casa cuando vivían juntos. Ella no contaba, nos dimos cuenta nosotros. Estaba con mucho miedo», dijo el hombre y afirmó que por esa situación la Justicia le impuso a Zárate una medida de restricción perimetral.
«No podía acercarse a ella ni al nene. El miedo siempre estaba en que la agarre en cualquier lado, en la calle, en el colegio, pero nunca pensé en esto», agregó.
«Ahora estamos buscando otro lugar para que se vaya a vivir. La casa no va a estar habitable por un tiempo. Los chiquitos están asustados», señaló.
Héctor también comentó que Zárate «no tenía contacto ni llamaba para ver cómo estaba su hijo» y que en los últimos meses él mismo tuvo que abonar el alquiler del departamento donde vivía cuando estaba con su hija porque su ex yerno había dejado de pagar y él había salido de garante.