“La política de derechos humanos es un logro de la sociedad argentina y no es ningún curro”, afirmó Cristina

MORÓN- La Presidenta de la Nación, Cristina Fernandez de Kirchner,  inauguró esta tarde la primera etapa del nuevo edificio del Hospital Municipal de Morón. Además, inauguró un microestadio, dentro del predio de la Mansión Seré, que fuera un centro de detención clandestina durante la última dictadura militar.  En ese marco, reclamó que los precandidatos se expresen sobre cuál va a ser su política de derechos humanos en caso de llegar a gobierno: “No me importan tanto las palabras necias como los silencios cómplices”, aseguró.

La presidenta Cristina Fernández encabezó  el acto de inauguración de la primera etapa del Hospital Municipal de Morón y un micro estadio municipal en esa ciudad del oeste del conurbano bonaerense. Destacó que se trata de un “maravilloso hospital, modernísimo”, en el cual “se terminó la sala general, esa cuadra de enfermos que atentaba contra la dignidad de las personas”.

Recordó las dificultades que provocó la construcción del edificio y remarcó “todo lo que cuesta construir. Destruir es lo más fácil que hay, pero construir es lo más difícil y lo más valioso”. Indicó que “en cada una de sus habitaciones tiene un televisor con TDA, con modernos quirófanos”.

La Jefa de Estado destacó también la inauguración del microestacio municipal y señaló que “la Municipalidad de Morón no tenía ningún lugar como este y hoy lo tiene”. “Estamos cumpliendo el sueño de miles y miles de argentinos, a lo largo y ancho del país, también aquí en Morón, remarcó.

Los derechos humanos como política de estado

La Primera Mandataria se refirió a las declaraciones de un dirigente político que habló de “acabar con el curro de los derechos humanos”. Sostuvo que “cuando uno escucha estas cosas, no dan rabia, dan pena”.

Resaltó que el acto se realice un 10 de diciembre, cuando se conmemora el día Internacional de los Derechos Humanos, “en el predio de once hectáreas, donde estaba un centro clandestino de detención, la Mansión Seré”, al tiempo que saludó la presencia de Carlos García, uno de los protagonistas de la histórica fuga de ese  campo de concentración.

Cristina Fernández informó que “en estos momentos, se están llevando a cabo en Córdoba en el campo de concentración La Perla, un importante procedimiento” en busca de restos de desaparecidos. Indicó que la información  la brindó “un militar represor, que fue el que desencadenó los episodios de Semana Santa”, quien pidió una reunión a solas con la sala que lo está juzgando y “ofreció ir a identificar los lugares donde calcinaban los cuerpos”.

Sostuvo que en el lugar “está trabajando el equipo argentino de antropología forense”, el mismo que “está trabajando en México, en la identificación de los 43 estudiantes” desaparecidos. Afirmó que al nombrar a dicho equipo “se mezcla orgullo y dolor: orgullo porque son reconocidos como los más capaces del mundo; dolor, porque nos hubiera gustado que no tuvieran esa capacidad, por los hechos tan dolorosos que nos ha tocado vivir”.

La Presidenta sostuvo que muchos de los que hablan en contra de la política de derechos humanos “tuvieron que ver como civiles con lo que fue un mandato. Los que están presos son los militares, pero los que se beneficiaron están al frente de muchas empresas y están vivitos y coleando”.

En ese sentido, afirmó que la condena a los represores y la búsqueda de la verdad “es un logro de la sociedad argentina y no es ningún curro: es crecimiento, perseverancia de los organismos de Derechos Humanos, de las Madres, de los Hijos”. “Tenemos que pedirle a aquellos hombres y mujeres que quieren conducir la República Argentina, que también se expresen en esta materia, porque es uno de los hechos fundantes de este proyecto y un motivo de orgullo a nivel internacional”, enfatizó.

“No me importan tanto las palabras necias como los silencios cómplices”, subrayó la Jefa de Estado. Aseguró que “es una obligación moral, política, institucional, decirle a todos los ciudadanos de la República Argentina, cuál va a ser la política de Derechos Humanos, porque es uno de los pilares que hemos levantado desde 2003”. “No es de un partido, no es mío, ni de Néstor: es patrimonio de los 40 millones de argentinos, que lo tienen que defender”, resaltó.

Por otra parte, la mandataria envió “un fuerte abrazo” a su par de Brasil, Dilma Rousseff, a quien hoy le fue entregado el informe definitivo sobre los 434 desaparecidos durante la última dictadura en el vecino país. “No hay construcción democrática sin conocimiento de la verdad”, afirmó la Presidenta y agregó: “La verdad es un derecho que tenemos todos como ciudadanos”.

La ampliación de derechos

Cristina Fernández aseguró que el gobierno sigue “trabajando en la ampliación de derechos de todos los argentinos”. Sostuvo que “además de la libertad queremos igualdad: sin igualdad tampoco hay democracia”.

“Necesitamos que todos los argentinos nos comprometamos en esta senda: no hemos ordenado el país, lo hemos transformado”, remarcó. En ese sentido, indicó que “el orden puede ser cualquier orden: puede ser un orden injusto, puede ser un orden que clausura las utopías”. “Nosotros transformamos el país, porque como decía Jauretche, hemos incorporado la alegría a la política, la alegría de miles de jóvenes que se suman a la militancia”, subrayó.

La Presidenta afirmó que “si quieren una juventud en serio, una juventud alejada de las adicciones, vamos por la política, vamos por la igualdad, esa es la forma de ser una sociedad en desarrollo”. “La educación, la escuela, el deporte, la esperanza de que mañana va a ser mejor que hoy, va a ser lo que haga posible construir el futuro”, aseveró.

Restauración y renovación de la Sede Central de la Auditoría General de la Nación

Al comienzo del acto, la Presidenta se comunicó por videoconferencia con la restaurada sede de la Auditoría General de la Nación, en la ciudad de Buenos Aires. En el acto estuvieron presentes el presidente de la AGN, Leandro Despouy, el subsecretario de Obras Públicas, Abel Fatala y los auditores generales Vicente Brusca, Vilma Castillo, Francisco Fernández, Oscar Lamberto, Alejandro Nieva y Horacio Pernasetti.

Durante su discurso, la Jefa de estado indicó que se trata de un edificio de 1906, que en 2002 “estaba destruido, como estaba el país”. “Lo recuperamos, lo restauramos, con una inversión de 1032 millones de pesos”, remarcó. Y agregó que “tiene instalaciones muy modernas, para que puedan hacer su trabajo como corresponde”.

Inauguración de un Centro de Acceso a la Justicia en Once

En segundo lugar, la Mandataria se comunicó con el barrio porteño de Once, donde se inauguró un nuevo Centro de Acceso a la Justicia. Participaron del acto el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, el secretario de Justicia, Julián Álvarez, y la subsecretaria de Acceso a la Justicia, María Florencia Carignano.

Cristina Fernández indicó que “llevamos más de 800 mil consultas en centros de acceso a la justicia”. Señaló que en este tipo de oficinas es donde “el Estado baja y se humaniza: se convierte en el empleado que te da el documento y el pasaporte; en el que te recibe la denuncia, porque tal vez sos una mujer golpeada; el que recibe tu trámite de Anses”.

Este nuevo Centro de Acceso a la Justicia, el número 66 que el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos inaugura, será un verdadero centro de acceso a derechos, programas sociales y servicios de todo el Estado Nacional.

El CAJ Eva Perón está ubicado en el corazón del barrio de Once, zona de transbordo por la que pasan miles de ciudadanos cada día que llegan a la Ciudad de Buenos Aires a través del tren o de las líneas de ómnibus de media distancia, principalmente de la zona Oeste del Conurbano.

En este nuevo centro, además de los servicios de asesoramiento jurídico gratuito, asistencia psicosocial y mediación comunitaria que se brindan en los CAJ de todo el país, se suman una gran cantidad de centros de atención de distintos organismos y ministerios. Además de estos servicios, el Ministerio de Justicia de la Nación tendrá presencia con la Dirección Nacional de Readaptación Social y con el Registro Nacional de Reincidencia. ADAJUS.

Inauguración del Monumento a Arturo Jauretche

Por último, la Presidenta inauguró, mediante otra videoconferencia, el monumento a Arturo Jauretche, ubicado en la Avenida 9 de Julio, entre Juncal y Arenales, de la ciudad de Buenos Aires. Estuvieron presentes en el acto el diputado Nacional, Juan Cabandié, la legisladora porteña Gabriela Alegre, Ernesto Jauretche (sobrino de Arturo Jauretche), el historiador Pacho O´Donnell.

La Jefa de Estado destacó que Jauretche fue un “gran intelectual y patriota argentino”. Sostuvo que no se trató “solamente  de un intelectual, de los que se dedica a escribir y estudiar; también fue revolucionario, fue encarcelado en Paso de los Libres, durante un levantamiento radical”.

Expresó que “Don Arturo era radical, y fue uno de los que abandonó junto a otros, cuando se dio el escándalo de la CHADE, y formaron FORJA”. “El sentía que esa década de entrega se estaba derrumbando y que había un mundo nuevo que estaba alumbrando, y que pudo darse un 17 de octubre de 1945”, resaltó.

 

Para leer el discurso completo hacer click en el siguiente enlace: http://www.casarosada.gob.ar/informacion/archivo/28257