La justicia está haciendo un seguimiento de quienes promueven los saqueos

BUENOS AIRES- El ministro de Justicia, Julio Alak, informó que se han «profundizado los niveles de coordinación entre el Ministerio de Justicia y el de Seguridad y se está haciendo un seguimiento diario de quienes promueven los saqueos».
«La Justicia actuará con toda firmeza y también ante quienes no prestan el servicio público de seguridad. La población necesita que la policía la cuide» y agregó que se realizarán las denuncias penales pertinentes.
Así lo expresaron el ministro de Justicia, Julio Alak, y el secretario del área, Julián Alvarez, al brindar una conferencia en la sede de la cartera, donde se refirieron a la situación en distintos puntos del país, asegurando que las «son medidas extorsivas», las realizadas por policías de distintas provincias.
Alak y Alvarez remarcaron que los saqueos «no obedecen a necesidades alimentarias», que fueron «incentivados por sectores políticos» a través de redes sociales, y aseguraron que aplicarán sobre los responsables todo el peso de la ley.
Además, condenaron que policías de varias provincias hayan protagonizado huelgas, en reclamo de mejoras salariales, y advirtieron que esas medidas -en el caso de la Policía- es «ilegal» porque se trata de un «servicio esencial» para la ciudadanía, como el de la salud.
«Quien ingresa en una institución policial sabe que no puede recurrir a una medida de fuerza», subrayó Alak, para quien también surgen «claros indicios» del accionar de una organización «delictiva» a partir de la «elección de la época del año».
Por su parte, Alvarez criticó declaraciones formuladas por el ex jefe de la policía provincial y actual concejal del massismo, Salvador Baratta quien justificó las medidas policiales y también remarcó que la oposición mantiene silencio frente al conflicto de las fuerzas de seguridad.